Corrupción y actividad criminal

“La corrupción y el crimen van de la mano, se alimentan mutuamente y crecen en espiral. Antes los veíamos a distancia y hoy, en los más altos rangos del poder, felizmente bajo asedio, dos expresidentes, unos a juicio y otro por entrar. Unos 50 funcionarios investigados. Progresamos”.
Enlace copiado
Corrupción y actividad criminal

Corrupción y actividad criminal

Corrupción y actividad criminal

Corrupción y actividad criminal

Enlace copiado
No sabríamos decir si la actividad criminal fomenta la corrupción o si es al revés y esta es la que fomenta la actividad criminal. En realidad son parte de un círculo vicioso que se alimenta a sí mismo y que hace crecer a ambas: a más actividades criminales mayor corrupción, a mayor corrupción mayor actividad criminal y así sucesivamente en una espiral que tiende a destruir a las sociedades y a disminuir su capacidad de forjar un mejor futuro y desarrollo para sus habitantes.

La corrupción ha existido desde siempre, a través de la historia. Los corruptos más grandes han estado en el tope del poder, reyes, primeros ministros, papas. En la edad moderna la corrupción se da aun en la realeza, pero estelarmente en los funcionarios públicos que entre más poderosos y menos transparentes en su gestión, mientras menos tienen que rendir cuentas, más corruptos.

En América Latina antes veíamos como un fenómeno distante el enriquecimiento obsceno de los presidentes de México, de los dictadores militares o no, pues el absolutismo permite actuar libremente a los corruptos. Entre más discrecionalidad tiene el funcionario, desde presidente a director de autónomas o más abajo sin supervisión, sin seguimiento, mientras más dependa de él la decisión de un licitante, tramitador de permisos, buscador de concesiones o tantas gestiones que se dan con el Estado, mayor es la tentación del corruptor y del corrupto, mayores los capitales que así se forman de origen criminal.

Antes veíamos como algo lejano las fortunas que amasaban dictadores como Perón, Stroessner, Putin en Rusia... en la última década y más. El movimiento chavista en los países que reclutó, con su proyecto realmente concebido en La Habana, con el dinero del petróleo, se fueron creando estados totalitarios unos más que otros, Venezuela a la cabeza, Kirchner y Cristina, Correa en Ecuador, el nuevo Somoza, comandante Ortega en Nicaragua, para poner algunos ejemplos, se volvieron multimillonarios con negocios turbios a costa de Chávez o del Estado.

Eso en casi todos los países fomentó la criminalidad, más delito de cuello blanco, más evasión fiscal. A más corromper a gente, más infiltración de narcotráfico, más participación directa en el tráfico de estupefacientes, más corrupto, más sangriento y más grave. Lo que enfrentamos en nuestros días es real, tenemos narcotráfico muy incrustado en el Gobierno, el Ejército y la Policía en Guatemala y Honduras.

En un grado menor en El Salvador, el periodismo investigativo y los buenos funcionarios limpian infiltrados en la PNC, alcaldía y diputados, sin comparación con los vecinos. Sin embargo, la corrupción en El Salvador se da a costillas del Estado Partida Secreta, Chaparral, CEL-ENEL-LAGEO, Polistepeque y cualquier cantidad de abusos y corrupción por todos lados.

Los negocios de Alba Petróleos no rinden cuentas y han vuelto muy ricos a algunos del FMLN sin estar claro a quiénes, por lo que el partido tiene problemas internos por militantes descontentos por la que unos cuantos lucran de esa fuente.

En El Salvador un presidente murió bajo acusaciones que nunca fueron probadas y dos expresidentes ya fueron denunciados por Probidad y están en juicio o por entrar a ello, por enriquecimiento ilícito lo cual es un enorme avance. Y hay otros 50 funcionarios denunciados por Probidad, detrás de los cuales va la Fiscalía. Debe reconocerse gracias a la Ley de Acceso a la Información y el de Probidad y que se ha dado en el país en la época reciente.

La corrupción es un cáncer que corroe a la sociedad, detrás de ella va el crimen, así que combatirla se convierte en un mandato imperativo para las instituciones, para los encargados de hacer justicia y a los ciudadanos de exigir y vigilar su control y extirpación del tumor canceroso.

Transparencia, información, rendición de cuentas, fiscal honrado y valiente necesitamos.

Tags:

  • corrupcion
  • criminalidad
  • transparencia
  • probidad

Lee también

Comentarios

Newsletter