Corrupción y deshonestidad moral: los enemigos

“La corrupción frena el desarrollo. Para combatirla debemos fortalecer la institucionalidad. Ejemplos: la hermana del rey de España va a juicio, la vicepresidenta y presidente de Guatemala fueron condenados, Richard Nixon obligado a dimitir, Rousseff enfrenta probable juicio. Adelante con la labor de probidad, sin interferencias”.
Enlace copiado
Corrupción y deshonestidad moral: los enemigos

Corrupción y deshonestidad moral: los enemigos

Corrupción y deshonestidad moral: los enemigos

Corrupción y deshonestidad moral: los enemigos

Enlace copiado
La corrupción es un enorme freno al desarrollo de los países, muy grande y cada vez más descarado y de mayores proporciones.

Como lo hemos dicho antes, es un fenómeno inherente a la naturaleza humana la tentación de aprovechar sus cargos o posiciones políticas para hacer dinero indebido, robar al Estado que es a los ciudadanos, o desde el otro lado, persuadir a funcionarios con coimas para lograr un favor indebido o ilegal, a veces simplemente acelerar trámites que debieran ser superados normalmente pero la burocracia, ineficiente o maliciosamente, retrasa.

La tentación la vencen quienes tienen profundos vapores éticos, robustez moral.

Ambos son corrupción y se da más en los países en que controles y trámites son más difíciles y la discrecionalidad del funcionario es mayor, en países en que la impunidad es grande, se da menos en donde hay más transparencia y la ley persigue al corrupto sin importar qué tan alta es su posición.

Actualmente hay casos ejemplarizantes de combate a la corrupción que inspiran: en España la hermana del rey será juzgada y enfrenta posiblemente años de cárcel por colaboración en malos manejos de su esposo. Otro caso ejemplarizante aquí cerquita, en Guatemala la protesta ciudadana y la ayuda de un organismo independiente del Estado, la CICIG, forzó la renuncia de la vicepresidenta y del presidente de la república y la llevó a ella a la cárcel.

En ambos casos fue un buen funcionamiento del sistema judicial y la fuerza de la indignación ciudadana. En ningún caso fue persecución política y montaje de incriminaciones. En Brasil se debate si se somete a “impeachment” a Dilma Rousseff, presidenta del país por acusaciones de corrupción. Se ha encarcelado ya a altos funcionarios del gobierno de Lula y ahora se habla de investigarlo y enjuiciarlo a él.

Hay también corrupción por el poder. Lo más frecuente es manipular las elecciones y alterar la voluntad popular. También es cada vez más frecuente que presidentes o parlamentos cometan violaciones de la ley para mantener poder, favorecer a su partido o perjudicar al contrario. Eso en estos lares no es penalizado ni perseguido y es corrupción, sin atenuantes.

El caso más emblemático de combate a la corrupción por el poder, periodismo investigativo serio, acción ciudadana y el funcionamiento de la justicia, fue la persecución y acorralamiento legal al hombre más poderoso del mundo, Richard Nixon presidente de EUA, por encubrir acciones ilegales de espionaje al partido rival, el sonado Watergate y muchos abusos de poder y acoso a los opositores con la inteligencia del Estado y la Policía misma, tras muchas batallas legales la Corte Suprema lo forzó a entregar las cintas con la evidencia que lo comprometía y ante la certeza de ser acusado por la Cámara de Representantes y condenado por el Senado, dimitió, siendo el único presidente de Estados Unidos que renunció a su cargo.

La corrupción es obstáculo para el desarrollo porque los funcionarios en vez de actuar en beneficio del país, motivados por el beneficio económico propio, se preocupan por esto último, con lo que además de violar la ley, hacen mal las cosas, desvían al país de su rumbo, quiebran empresas o sectores como Pedevesa, o Pemex (muy dañada por la corrupción).

Con su ejemplo, otros funcionarios menores o del siguiente gobierno también roban si hay impunidad y la cadena sigue.

La necesidad de funcionarios y ciudadanos honestos material e intelectualmente es lo que saca adelante a los países. La deshonestidad ha avanzado enormemente en el país. Hoy los corruptos viven tranquilos en medio de lujos y son aceptados.

Al abrirse la Ley de Probidad, hay indicaciones de irregularidades de los dos últimos presidentes y un expresidente de la Asamblea legislativa a la cabeza. Algo está podrido en estos lares y hay que corregirlo.

Tags:

  • corrupcion
  • desarrollo
  • institucionalidad
  • burocracia
  • discrecionalidad

Lee también

Comentarios

Newsletter