Lo más visto

Más de Opinión

Crisis humanitaria en Venezuela

Enlace copiado
Enlace copiado

Venezuela atraviesa una profunda crisis humanitaria, caracterizada por la escasez de alimentos, familias completas salen a buscar comida en la basura, falta de medicamentos e insumos médicos, deficientes servicios públicos, una inflación que en 2017 alcanzó más de 1,000 %, inseguridad que ha convertido a Venezuela en el país más violento del mundo, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) en 2017 fueron asesinadas más de 26,616 personas, a esto se suma una permanente violación de los Derechos Humanos por parte del régimen y una creciente migración de miles de venezolanos que quieren huir de su país, de la pesadilla económica y social, como la reciente tragedia (10-01-2018) en que cinco jóvenes mueren en alta mar intentando llegar a la isla de Curazao.

La escasez de alimentos se ha convertido en una hambruna que ha llevado a amplios sectores de la población, hasta asaltar camiones que transportan alimentos y supermercados que han quedado barridos, el hambre es incontrolable, los CLAP chavistas (Comité Local de Abastecimiento y Producción), que entregan alimentos solo a militantes del oficialista PSUV, tienen que presentar el “carné de la patria” para ser beneficiados, ya no dan abasto y barrios chavistas se han sumado a las protestas por alimentos.

Según José Félix Oletta, médico y exministro de Salud, “el deterioro se palpa en el éxodo masivo de profesionales de todas las áreas de la salud, las dificultades en el acceso a medicinas, el desmontaje del sistema de atención primario, el auge de la mortalidad de madres y neonatos durante el parto, y la falta de políticas públicas de prevención”. Además enfermedades terminales no son atendidas y las personas que las padecen están condenadas a muerte, algunos analistas y opositores venezolanos le han llamado el Holocausto silencioso, el sistema de salud se encuentra totalmente colapsado. Todo esto es obra de Nicolás Maduro que en nombre de una supuesta revolución ha llevado a la crisis más aterradora en la historia de Venezuela. Ninguna ideología esta autorizada para justificar el sufrimiento de este pueblo que con los recursos naturales que posee debería de ser un Singapur o Corea del Sur de América.

El régimen de Maduro niega la crisis y rechaza cualquier ayuda humanitaria, ya que está dispuesto a dejar morir de hambre o por falta de medicamentos a su propio pueblo, todo por su interés de mantenerse en el poder a la fuerza, manipulando elecciones y atropellando los valores de la democracia, esto ocurre con la pasividad de la comunidad internacional, pero también se puede apreciar que lo que no ha podido realizar la oposición democrática y las sanciones internacionales, que es el derrocamiento de Maduro, lo está potenciando el hambre y la miseria impuesta al pueblo venezolano. Cuando estaba terminando este artículo, el régimen confirmaba la muerte de Óscar Pérez y seis de sus compañeros militares sublevados, la información que se conoce indica que fueron ejecutados después de haberse rendido, en las condiciones en que se cometió esta masacre puede ser catalogada como crímenes de guerra, y en su momento estos asesinos tendrá que rendir cuentas en tribunales internacionales. Óscar Pérez representa incluso después de su muerte el símbolo de la resistencia en contra de la narcodictadura.

Lee también

Comentarios