Lo más visto

Más de Opinión

Críticas constructivas para las escuelas

Enlace copiado
Enlace copiado
Como docente retirado después de compartir conocimientos en escuelas públicas y privadas por más de cuarenta años, aún me siento sentimentalmente parte del hecho educativo de tal manera que en ocasiones viajo en sueños a las aulas y me veo entre los jóvenes y niños que se preparan para la vida.

Por esa razón me he tomado un tiempo de hacer unas observaciones en beneficio de la comunidad educativa.

Una mañana durante mis ejercicios me encontré con una pareja de niños uniformados de una escuela vecina sentados en unas gradas, cuando deberían estar en clases. En otra ocasión en la que visité a un familiar de una población cercana que tiene su casa frente a una escuela vi que después de que sonó el timbre los niños salieron despavoridos a la calle sin ningún control de los profesores.

En el primer caso quisiera recomendar que cuando se pasa lista y no se encuentra algún alumno debe llamarse a la casa del niño para comunicar su ausencia y como requisito para la matrícula debe pedirse por lo menos dos números de celulares para informar de emergencias como lo hacen en los colegios privados.

En otro caso, no se debe confiar íntegramente en el portero, sino siempre deberá haber un maestro encargado.

Con frecuencia se ve en las calles niños que han sido “despachados” porque el maestro no se presentó a clases. Esto es indebido dados los peligros que existen hoy en día en las calles. Hay directores y subdirectores que podrían asumir el cuido de los niños.

[email protected]

Tags:

  • docencia
  • escuelas
  • comunidad educativa
  • niños

Lee también

Comentarios