Lo más visto

"Cuando se trata de dinero todos somos de la misma religión". Voltaire

Los acostumbrados a los maletines y sobresueldos le soban la leva al de turno, con tal de seguir la fiesta.

Enlace copiado
José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Alexei Kudrin, exministro de finanzas ruso (2000 a 2011), se refería a la corrupción como el peor flagelo de cualquier nación. Entre más corrupción, menos posibilidad de controlar el enriquecimiento ilícito. En Rusia, la corrupción equivale a un tercio del PIB. En El Salvador, según estudios del INCAE, solo en sobresueldos, viáticos y asignaciones amañadas, perdemos $1,300 millones al año.

1,300 millones equivale a 50 kilómetros de una autopista, más 20 escuelas, más servicio de agua potable para unos 100,000 habitantes, y 40 asesinatos menos al mes, con vuelto para brindar servicios de educación y salud. Tanto beneficio frustrado para la población, pues el pisto acaba en los bolsillos de los corruptos.

Cuando se asoma un candidato que se vislumbra honesto, los de turno en el poder le aserruchan el piso. Cuando los del poder son los que roban, no pasa nada, sus partidarios los defienden a capa y espada. Pero, cuando el corrupto es del partido contrario, los de la guayaba lo hacen leña, buscando pulgas en el almanaque del pasado, para humillarlo y elevar cortinas de humo que escondan su propia corrupción. Esta semana, me he carcajeado con el chiste de Romeo Lemus refiriéndose a Koky Aguilar, como infiltrado de ARENA en Nuevas Ideas, con el objetivo de desprestigiar al partido NUEVAS IDEAS.

Los acostumbrados a los maletines y sobresueldos le soban la leva al de turno, con tal de seguir la fiesta. Hasta hacen cara de pocos amigos cuando alguien se atreve a señalarlos, pues ellos han sido y serán santos. Millones van, millones vienen, y nadie los detiene. Qué descaro; cambiamos de partido pero no de corruptos.

Ya no quiero oír la cantaleta, que los de ARENA y el FMLN son los únicos malos, cuando los que están hacen lo mismo corregidos y aumentados. Nada ha cambiado, solo el descaro y la perfección para ejecutar la corrupción.

También esta semana escuché que palestinos y judíos no deben meterse en política. Le quiero explicar, al que dijo tal disparate, que ser mal o buen funcionario no depende de la raza ni de la religión. El que es ladrón es ladrón; le puedo hacer un listado de mafiosos salvadoreños, sin raza ni religión, que han creído que robar es una bendición.

Lamentablemente, los políticos no están viendo al Estado como una empresa que hay que sacar adelante, con lo mejor de su empeño. Son como los hijos drogadictos, que le pasan robando plata a sus padres para comprar su droga. Robar al Estado, para tener lo que nunca han logrado con sus propios esfuerzos, es la mejor oportunidad.

¿Qué funcionario se ha opuesto a sobresueldos? ¿Cuál de todos los funcionarios ha tratado de ser transparente (más aún en tiempos de pandemia)? Para atrás como el cangrejo. Con la nueva corrupción, la cartera de sobresueldos se ha expandido a "bonos", para la Fuerza Armada y las pandillas.

Hasta el día en que midamos la corrupción como porcentaje del PIB, y decidamos bajarla, empezaremos a caminar el rumbo correcto. Pero si todos son ladrones, sin importar la raza, religión o partido político, los de turno en el poder seguirán disfrutando el negocio del siglo.

Tags:

  • Voltaire
  • dinero
  • corrupción
  • funcionarios
  • Nuevas Ideas
  • Estado

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines