Cuba sin Castros

Enlace copiado
Óscar Manuel Batres B. - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Óscar Manuel Batres B. - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Después de más de 62 años de estar sometidos el control del Estado y toda la sociedad cubana a la férrea conducción de los hermanos Castro, el pasado lunes 19 de abril, Raúl Castro, que había sucedido en 2008 a su hermano Fidel como líder del Partido Comunista cubano, anunció su retiro en el Congreso del partido que se realiza cada 5 años a puertas cerradas. El sucesor designado fue Miguel Díaz Canel, un leal a los hermanos Castro que en 2013 había sido nombrado primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, y era su presidente desde 2018.

Mientras los 20 países latinoamericanos vieron pasar en esos 62 años entre 12 y 16 regímenes presidenciales que sustituyeron los regímenes oligárquicos y militares que habían dominado el escenario político regional, casi desde los inicios de su vida independiente, los cubanos solo conocieron a Fidel y Raúl Castro, que fueron los líderes del movimiento revolucionario que surgió del descontento popular con una élite corrupta y represiva que en los últimos 25 años venía ejerciendo el poder con el militar Fulgencio Batista, y el respaldo de Estados Unidos.

En ese largo periodo de 62 años el mundo cambió. Cayó el Muro de Berlín en 1989, se derrumbó el imperio soviético que era el patrocinador del régimen castrista, y soporte principal de la economía cubana; China desplazó a la Unión Soviética como la segunda potencia hegemónica mundial, Estados Unidos entendió que tenía que dejar de apoyar regímenes militares corruptos e impopulares en América Latina para sustituirlos con regímenes democráticos, los movimientos populares y partidos tradicionales de la izquierda revolucionaria latinoamericana fueron sustituidos por un caricaturesco y fracasado Socialismo del Siglo XXI, y más recientemente, por regímenes populistas surgidos en las nuevas olas de descontento popular provocadas por la frustración de los pueblos ante la incapacidad e indiferencia de las élites dirigenciales y gubernamentales para superar los males endémicos que mantienen sumida a Latinoamérica en el atraso y la pobreza. Cuba se fue quedando aislada y rezagada en el mundo. Por eso, ya en enero de 1998, el papa Juan Pablo II les decía durante la misa celebrada en la Plaza de la Revolución de La Habana, y frente a Fidel: "Cuba tiene una vocación universal llamada a vencer el aislamiento para abrirse al mundo, y el mundo debe acercarse a Cuba, a su pueblo, que son sin duda su mayor riqueza. Es la hora de emprender nuevos caminos".

El cambio se produce 23 años después de aquellas palabras proféticas, y en un momento en que Cuba está desgarrada por una de las crisis económicas más brutales en décadas y cuando, según el profesor de la Universidad Americana y experto en Cuba William LeoGrande, "hay una división generacional muy profunda porque la base de apoyo histórica del régimen se está retirando y muriendo de a poco" y hay una generación de jóvenes a quienes les exasperan los límites impuestos por la dictadura, y que está provocando el surgimiento de organizaciones como el Movimiento San Isidro que aglutinan sectores opuestos al régimen. El presidente Díaz Canel en un Consejo de Ministros en el verano de 2020 expresó que el peor riesgo al que se enfrentaban era no cambiar y perder el apoyo popular.

Estará por verse si la velocidad con que realicen esos cambios responde a las demandas que están haciendo las nuevas generaciones de cubanos que cada vez están más insertados en el mundo a través de internet y las redes sociales, las cuales, como en la mayoría de países occidentales, se han constituido en el medio principal para opinar y expresar sus demandas.

Los Castro simbolizaban el último bastión de comunismo en América Latina, y de los últimos en el mundo. Su retiro representa también el ocaso de una ideología que en todas las latitudes de la Tierra dejó secuelas de estancamiento y miseria, y donde los pueblos oprimidos perdieron su dignidad y su libertad.

Tags:

  • Cuba
  • Castro
  • izquierda
  • populistas
  • cambio
  • Díaz Canel

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines