Lo más visto

Más de Opinión

Cuidado con saltar del sartén a las brasas

Los momentos de crisis dejan grandes enseñanzas. Dos de mis favoritas es esa con la que aprendés que una no se debe tomar grandes decisiones cuando está en el centro de la crisis. Es necesario tomar distancia y pensar y repensar sobre el asunto que nos agobia para, en calma, tomar decisiones. Tomar decisiones en medio de la tribulación a veces nos hace elegir mal y aquí viene mi segunda enseñanza, y es que al hacerlo de esta manera corremos el riesgo de saltar del sartén para caer en las brasas.

Enlace copiado
Claudia D. Ramírez / Subjefa de Información de LA PRENSA GRÁFICA

Claudia D. Ramírez / Subjefa de Información de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Lo que ocurre en este país luego de los resultados de las pasadas elecciones es una crisis. No porque el FMLN haya perdido diputados y votos, ni tampoco porque ARENA aunque con más diputados y más alcaldías también ha registrado una reducción histórica en el número de marcas que la gente le dio. La crisis es más bien por el desencanto que la población en general vive de la clase política y por la urgencia que tiene de ver cambios reales, de esos que pueden percibir en el día a día.

Esos cambios tienen que ver también con los problemas que más los aquejan, la violencia, la falta de oportunidades laborales y en consecuencia los bajos ingresos.

Pero los escenarios en ambos partidos me preocupan sobre manera. El FMLN nos ha demostrado que sigue tomando algunas decisiones arrebatadas. Despedir al funcionario que los criticó por los resultados no es una buena señal. De hecho, remarca lo que la gente ha tratado de decirle a través del voto.

Por otro lado, ARENA ha mantenido un tono más bien triunfalista y es importante que sus dirigentes entiendan que en un país tan polarizado como este ganar a veces es una muestra de castigo para el otro, y no de engrandecimiento para la derecha.

Lo que más me preocupa es lo que venga ahora desde el Ejecutivo, que lleva días anunciando una análisis de sus resultados electorales y que ha prometido para la siguiente semana acciones concretas.

La evaluación de los funcionarios del presente Gobierno debió venir desde antes. Era claro que algunos ministerios, viceministerios y autónomas no caminaban bien ni cumplían con los objetivos para los que han sido creados. No pinta bien que esta evaluación a los funcionarios venga por resultados electorales. No debería ser así. Los funcionarios son elegidos para hacer avanzar al país, no para ganar votos. Aunque si una cosas funciona, probablemente se ve reflejado en las urnas.

Ojalá el Ejecutivo no tome decisiones de cambios basados en el revanchismo. Es claro que adentro del partido hay varias corrientes intentando poner al frente a sus propias figuras, pero es importante que lo que hagan sea en pro del país, no solo una medida de pánico para intentar no perder la presidencia en 2019. Yo espero equivocarme y espero que la medicina no sea peor que la enfermedad, pero en este río revuelto tengo pocas expectativas.

Lee también

Comentarios