Loading...

De "Dios Unión Libertad" a "Laicidad, Cooperación y Justicia Social"

Enlace copiado
Williams González - Economista, catedrático de negocios e innovación y consultor político

Williams González - Economista, catedrático de negocios e innovación y consultor político

Enlace copiado

Patria salvadoreña: tan poco que celebrar y tanto de qué preocuparnos, siendo este precisamente el mes para ocuparnos. Más allá de las emociones que acompañan a la celebración independentista es momento de cuestionar la vigencia y la idoneidad de los valores fundacionales de nuestra sociedad, pensando incluso en una respuesta al "Dios Unión Libertad" que nos guíe a un horizonte de mayor bienestar para todos: "Laicidad, cooperación y justicia social".

En primer lugar, urge cuestionar el papel de la religión en nuestra cultura y nuestro ordenamiento jurídico. Somos un pueblo creyente y eso no es en sí negativo, es importante respetar el derecho de cada quien a determinar y vivir su espiritualidad. Sin embargo, los efectos negativos de esta religiosidad son evidentes: la impunidad en casos de violaciones sexuales a menores, los daños al patrimonio cultural o la politización electoral de espacios religiosos nos invitan a redoblar el esfuerzos por consolidar un Estado laico donde no exista la impunidad eclesial o tantos abusos cometidos en nombre de una voluntad divina.

No se trata de desterrar a la religión de la vida nacional, sino de regresarle el carácter íntimo y personal que debería tener, así como de cuestionar algunos prejuicios y valores asociados a las prácticas religiosas, como la obediencia y la credulidad que sustentan el caudillismo mesiánico de algunos políticos. Debemos aspirar a convertirnos en una nueva sociedad que valore la evidencia y la razón como mecanismos para una mejor toma de decisiones.

En segundo lugar, es momento de pasar de hablar de unidad a promover la cooperación. La divergencia radica en que se ha utilizado la unión como mecanismo para homogenizar perspectivas, anulando así la capacidad para criticar constructivamente o para disentir, e incluso alimentando el prejuicio de que el "diferente" es malo porque no se une completamente. No basta con promover una unidad inexistente: nuestra sociedad es más diversa y desigual de lo que estamos dispuestos a aceptar. Necesitamos construir a partir de nuestras diferencias, y enriquecidos por la diversidad, un esquema de cooperación que nos permita avanzar en la construcción de una sociedad más próspera y sobre todo más justa. Debemos adoptar esa perspectiva plural que se basa en el respeto a las diferencias de opiniones, de estilos de vida y de ideas.

En tercer lugar, apostarle a la Libertad por sí sola no va a ser suficiente. Debemos complementarla con justicia social. No podemos hablar de individuos libres cuando la gran mayoría de la población no tiene acceso a educación, salud y oportunidades de calidad y esa desigualdad alimenta la violencia que corroe instituciones, corrompe funcionarios y se cobra vidas. Esa justicia social no puede ser sinónimo de asistencialismo sino de construir las condiciones para que cada salvadoreño que nazca en esta tierra pueda llegar tan lejos como se lo proponga y acceda a las oportunidades para alcanzar una vida plena.

Es mucho lo que podemos conmemorar de nuestra historia nacional y no debemos nunca menospreciar las lecciones que hemos aprendido pagando el precio de tantos sacrificios y tantas vidas humanas. Tampoco el objetivo es destruir nuestros símbolos patrios pero darle una nueva lectura y complementarlos con la visión que nos permita evolucionar. Es momento de comenzar a construir un país donde las creencias se someten a las instituciones y a las leyes, en el que impera el respeto a la diversidad y la cooperación y en el que la justicia social y la inclusión nos permitan ser libres a todos.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • laicidad
  • justicia social
  • respeto
  • cooperación
  • libertad

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines