De acueducto a pipa, de alcantarilla a depósito

La emergencia convierte a la ANDA en una empresa pública de pipas y depósitos plásticos sin control alguno y con segura contaminación. Otra vez, dejan en la gente las responsabilidades que por ley vigente deben cumplir.
Enlace copiado
De acueducto a pipa, de alcantarilla a depósito

De acueducto a pipa, de alcantarilla a depósito

De acueducto a pipa, de alcantarilla a depósito

De acueducto a pipa, de alcantarilla a depósito

Enlace copiado
El Decreto 341 del año 1961 sanciona y promulga la Ley de Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), con carácter de institución autónoma de servicio público. Se crea con el objeto de “proveer y ayudar a proveer a los habitantes de la República de acueductos y alcantarillados, mediante la planificación, financiación, ejecución, operación, mantenimiento, administración y explotación de las obras necesarias o convenientes”. Así lo establece el decreto de ley vigente.

¿Qué es un acueducto? Es el conjunto o sistema de fuentes de abastecimiento de agua, obras, instalaciones y servicios, que tienen por objeto el proveimiento de agua potable. Así lo establece el decreto de ley vigente.

El decreto de ley vigente establece que el acueducto para abastecer agua a la población comprende: (1) las fuentes de abastecimiento, provengan estas de aguas superficiales o subterráneas; (2) las plantas de tratamiento y de bombeo; (3) los tanques de almacenamiento y de distribución; (4) las tuberías con sus accesorios, válvulas, hidrantes, etcétera, instaladas para la conducción y distribución del agua; (5); las servidumbres necesarias; y (6) el suelo en el cual se encuentren ubicadas las fuentes, obras, instalaciones y servicios arriba indicados. Así lo establece el decreto de ley vigente.

¿Qué es un alcantarillado? El decreto de ley vigente establece que el alcantarillado comprende el conjunto o sistema de obras, instalaciones y servicios que tienen por objeto la evacuación y disposición final de las aguas residuales. Especifica que comprende: (1) las alcantarillas sanitarias con sus pozos de visita; (2) los colectores maestros y de descarga; (3) las plantas de tratamiento; (4) las servidumbres necesarias; y (5) el suelo en el cual se encuentren ubicadas las obras, instalaciones y servicios arriba indicados. Así lo establece la ley vigente.

La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados cumple la ley cuando asume, de manera competente, la responsabilidad de planificar, financiar, ejecutar, operar, mantener, administrar y explorar lo que establece la ley: (1) fuentes de abastecimiento, (2) plantas de tratamiento, (3) plantas de bombeo, (4) tanques de almacenamiento, (5) tanques de distribución, (6) tuberías para la conducción, (7) tuberías para la distribución, (8) las alcantarillas sanitarias, (9) los pozos de visita, (10) los colectores maestros, (11) los colectores de descarga, (12) las servidumbres y (13) el activo suelo o terreno en donde está ubicado todo lo anterior para prestar el servicio que por ley le han mandado.

La ley vigente otorga 19 atribuciones a la ANDA, que literalmente van de la “a” a la “r”. Destaco tres. La (g) ANDA tiene la facultad de celebrar contratos, formalizar instrumentos y realizar todos los actos y operaciones necesarias o convenientes para cumplir con sus atribuciones legales. La (j) ANDA debe preparar o hacer preparar estudios, planos, diseños y presupuestos para la construcción, reconstrucción, expansión, mejora, ampliación y reparación de cualquier obra necesaria para el cumplimiento de sus atribuciones. Y la (i) ANDA debe construir y reconstruir toda clase de obras e instalaciones relacionadas con: (a) el estudio, investigación, alumbramiento, captación, tratamiento, conducción, almacenamiento y distribución de aguas potables; (b) el estudio, investigación, evacuación, tratamiento y disposición final de las aguas residuales; y (c) el mejoramiento, ampliación y mantenimiento de las instalaciones o servicios existentes relacionados con los dos numerales anteriores, que se encuentren bajo su jurisdicción. El decreto de ley vigente deja claras las atribuciones y facultades de ANDA y justifica un presupuesto de $198.04 millones en 2016. Al mes de marzo, ANDA ha ejecutado el 13 % del presupuesto asignado ($25.02 millones).

Hay burocracia y financiamiento. Y ¿ANDA ha cumplido con sus atribuciones legales? Pregunto porque los funcionarios están obligados a cumplir con lo que la ley manda y en este caso, la emergencia nacional que han decretado pone en evidencia ¿la falta de pertinencia legal de la institución?, ¿la incapacidad de los recursos humanos?, ¿la falta de planificación estratégica?

La emergencia convierte a la ANDA en una empresa pública de pipas y depósitos plásticos sin control alguno y con segura contaminación. Otra vez, dejan en la gente las responsabilidades que por ley vigente deben cumplir. ¿Hay que decretar una nueva ley? ¿Quién controla lo que la Asociación Nacional de Pipas y Depósitos contratará amparada en la emergencia? ¡Si la ANDA ya no puede, no hay que cargar burocracia!

Tags:

  • anda
  • racionamiento
  • emergencia
  • contaminacion

Lee también

Comentarios

Newsletter