De la última homilía a la beatificación

Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez será beatificado el 23 de mayo de 2015. Romero, para algunos, se salía del contexto tradicional de un sacerdote; ya que su único argumento en sus palabras en cada homilía fue decir la verdad. Así como él, muchos murieron y se convirtieron en mártires en la historia de la Iglesia católica.
Enlace copiado
De la última homilía a la beatificación

De la última homilía a la beatificación

De la última homilía a la beatificación

De la última homilía a la beatificación

Enlace copiado
Cuando el ser humano está hastiado de tanta corrupción, represión o desesperanza, busca a Dios o a una persona que le aliente para seguir viviendo tranquilamente. Nunca tuve el gusto de escuchar una homilía de monseñor Romero; sin embargo, la religiosidad de mi madre me hizo ver la importancia que tenían en la feligresía salvadoreña las palabras del monseñor.

El papa Francisco hace el anuncio que Romero es mártir. Un sacerdote que tenía carisma y credibilidad a la hora de transmitir sus mensajes. En ese momento, los salvadoreños vivíamos una guerra fratricida. Se necesitaba de personas como Romero que fuese misionero de fe y esperanza. Empero, fue asesinado porque tenía pensamientos diferentes. Lo tildaron de guerrillero, de subversivo.

Este próximo 24 de marzo será una conmemoración diferente por el aniversario de su asesinato; ya que no solamente se cumplirá un año más, sino que la fiesta en la Iglesia católica tendrá como referente la próxima beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero. Será el primer salvadoreño que en el futuro se convierta en santo, según el proceso de canonización desde el Vaticano.

¿Cuándo alguien puede convertirse en santo? Desde el momento que el 24 de marzo de 1980 en la última homilía que ofreció Óscar Romero y fue asesinado, el pueblo salvadoreño sabía que no era un sacerdote más. Sus obras y acciones en favor de los pobres y los más sufridos es la insignia para que se convierta en beato. Una persona se convierte en santo por sus virtudes y martirio. Las investigaciones de las obras que realizó son las que le atribuyen tal reconocimiento de parte de la Iglesia católica.

¿Por qué lo asesinaron? Según lo indagado, lo asesinaron porque “se puso al lado del pueblo y en contra de la oligarquía y los guardianes de sus riquezas”. Fue criticado porque supuestamente apoyaba a la guerrilla. Creo que su descontento fue ver a las personas que tenían el poder político y económico y no pensaban en los pobres y oprimidos.

En la actualidad, si estuviese vivo, en cada homilía estuviese clamando por paz en El Salvador, que cesen los asesinatos de parte de los pandilleros. En tiempo de guerra clamaba porque los oprimidos tuviesen una mejor vida. Ahora tenemos otros problemas sociales.

Romero recibió muchos reconocimientos, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lovaina de Bélgica, Universidad de George Town, Estados Unidos, y Universidad de El Salvador, entre otros.

La beatificación de “San Romero de América”, como es conocido desde ya en Latinoamérica, es una luz de esperanza para que el pueblo tenga paz y una vida digna llena de trabajo. Una luz de esperanza para que los desamparados tengan techo, trabajo, y además cese la violencia.

A finales de este año, la investidura de beatificación de una persona que luchó por ver cambios en el país, por ver a los pobres en mejores condiciones, será realidad. Ya otros religiosos proclamaban que Óscar Arnulfo Romero fuese canonizado.

El país está alegre, no importa que haya personas radicales por el pensamiento que él tuvo, lo importante es que será el referente de alguien que siempre deseó a un pueblo unido. Una gran noticia entre tanta desesperanza que agobia a la nación. Se merece un “Viva Monseñor Romero”.

Tags:

  • moseñor romero
  • dios
  • francisco
  • beatificacion

Lee también

Comentarios

Newsletter