Lo más visto

Más de Opinión

¿Democracias en recesión?

Donald Trump ha dicho que aceptará los resultados de las elecciones del 8 de noviembre únicamente si él gana la competencia por la presidencia.
Enlace copiado
¿Democracias en recesión?

¿Democracias en recesión?

¿Democracias en recesión?

¿Democracias en recesión?

Enlace copiado
 Nunca nadie en la historia de los Estados Unidos, entiéndase candidatos, ciudadanos, funcionarios u organizaciones civiles, introdujo la duda sobre la veracidad del proceso electoral.

En Venezuela el oficialismo está conspirando desvergonzadamente para evitar la celebración del referéndum revocatorio del mandato de Nicolás Maduro. Con esta descarada violación a la Constitución, el oficialismo impide que el pueblo decida si deben adelantarse las elecciones para designar al sustituto del presidente Maduro antes de 2019.

Para los comicios presidenciales del próximo mes, Nicaragua negó la presencia de la observación electoral internacional, anuló la candidatura del partido de oposición y llenó la papeleta de votación con partidos “zancudos” o “colaboracionistas” cuya única misión es la de hacer creer a los votantes y a la comunidad internacional que el actual gobernante y candidato a la reelección, Daniel Ortega, compite contra alguien.

En España acordaron formar gobierno recientemente. Las últimas elecciones fragmentaron el Congreso e imposibilitaron durante varios meses la configuración de una coalición para elegir presidente. Tras la repetición de los comicios tampoco se llegó a un acuerdo inmediato. Desde 2008, cuando nació el movimiento de los indignados, la sociedad española mostró signos de insatisfacción con la democracia que se cristalizaron, en parte, con el surgimiento del movimiento ciudadano Podemos, que luego se transformó en partido y que finalmente logró acaparar un buen número de escaños en el Congreso de los Diputados.

La desafección política, en otras palabras, el rechazo a los partidos y a quienes los integran, sin individualizar responsabilidades sino haciendo generalizaciones muy peligrosas, sobre todo ahora que graves casos de corrupción escandalizan, y con razón, a las sociedades, está deteriorando aceleradamente la credibilidad de la democracia representativa.

Este ambiente de indiferencia con “lo tradicional” ha facilitado la participación de los candidatos “independientes” y de aquellos que corren a través de partidos que se crean con la exclusiva finalidad de servir como vehículos para aspirar a cargos de elección popular. Se trata de organizaciones políticas sin ideario y que bautizaron en Guatemala como “partidos franquicia” porque se “rentan” al mejor postor a quienes promueven la “antipolítica” para ganar el apoyo de los electores.

La democracia en América Latina parece haber entrado en un estado recesivo. Una situación en la que, auxiliándonos de la ciencia económica, se presenta un decrecimiento de la actividad democrática, que podría traducirse en el desapego de la ciudadanía con las instituciones, los partidos y, en algunos casos extremos, hasta con el Estado de derecho.

El desinterés por la ola democrática que surgió a finales del siglo XXI y que trajo la democracia electoral reunirá el próximo año, en Uruguay, a los mejores académicos e intelectuales de la región para discutir algunas de las siguientes preguntas: ¿Entró en recesión la democracia en la región? ¿Cuáles son los principales problemas de nuestras instituciones políticas? ¿Cuánto de nuevo (o coyuntural) y cuánto de viejo (o estructural) hay en ellos? ¿En qué medida, y de qué manera específica, la desaceleración económica está afectando a las democracias latinoamericanas y los procesos políticos en curso? ¿Es correcto afirmar que el péndulo de la política regional se está moviendo hacia la derecha? De ser así, ¿qué consecuencias tendría tanto en el plano de la ciudadanía como en el de las políticas públicas?

Mientras tanto, los políticos y la sociedad civil debemos reflexionar sobre los métodos para revalorizar la política sin que las soluciones terminen por destruir a la institucionalidad democrática.

Tags:

  • donald trump
  • maduro
  • nicaragua
  • ortega
  • elecciones

Lee también

Comentarios