Lo más visto

Derechos humanos y empatía

Esta semana visitaré El Salvador en mi capacidad oficial como ministra de la Cancillería del Reino Unido, donde espero poder construir sobre la creciente relación bilateral entre el Reino Unido y El Salvador.
Enlace copiado
Derechos humanos y empatía

Derechos humanos y empatía

Derechos humanos y empatía

Derechos humanos y empatía

Enlace copiado
Un ejemplo de la fuerte asociación que el Reino Unido ha desarrollado con El Salvador en los últimos años se encuentra en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, donde compartimos valores y principios similares en la lucha contra muchos de los peores abusos a los Derechos Humanos a nivel mundial. Esta es una parte importante de mi rol enfocado en la política del Reino Unido hacia el respeto y cumplimiento de las normas internacionales de Derechos Humanos.

Soy también responsable de llevar la política del Reino Unido en todas las demás áreas de trabajo de las Naciones Unidas, así como de llevar nuestra política para Organizaciones Internacionales, y la política de Seguridad Internacional de Energía y Cambio Climático. Como la Primer Ministra Británica Representante Especial sobre la Prevención de la Violencia Sexual en Conflictos, uso mi mandato para buscar un fin a la violencia y combatir el estigma que a menudo las víctimas sufren trágicamente.

He visto muchos ejemplos del impacto devastador que conlleva el conflicto sobre los Derechos Humanos, como el experimentado en El Salvador durante la guerra civil. El conflicto engendra violencia y división, que a su vez deshumaniza a las personas. La empatía –que es la habilidad de ponernos en los zapatos de alguien, para ver el mundo a través de sus ojos, sentir, comprender y simpatizar con su experiencia humana– se pierde a menudo en el conflicto.

No es de extrañar, por tanto, que la violencia sexual sea prevalente en conflicto. A pesar de que muchos años han pasado desde el conflicto en El Salvador, es decepcionante ver que estos altos niveles de violencia, incluida la violencia sexual, todavía persisten. A través de proyectos con el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas (UNFPA) y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Reino Unido espera ayudar a El Salvador a reducir los niveles de violencia sexual y el estigma asociado a esta. Debemos desafiar las actitudes y normas sociales que aceptan, aprueban o justifican la violencia sexual. Debemos apoyar a sobrevivientes de violencia sexual y traer a los perpetradores ante la justicia. Debemos recordar a la sociedad que los autores –y solo los autores– tienen la culpa.

La primera línea del primer artículo de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. No hay exclusiones. Deberíamos de recordar esto a nosotros mismos más seguido; usando la empatía como una herramienta para comprender y apoyar a todos en la sociedad, y construir un mejor y más próspero futuro para todos.

Tags:

  • reino unido
  • naciones unidas
  • violencia sexual
  • niñez
  • unicef

Lee también

Comentarios