Lo más visto

Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

El desarrollo sostenible, el cual llamaremos desarrollo socio económico sostenible, está bien expresado por la comisión de desarrollo de la provincia de Quebec, Canadá: “Es la relación del uso racional de los recursos disponibles, respondiendo a las expectativas de los habitantes del territorio, sin comprometer la satisfacción de las necesidades de los futuros habitantes del mismo territorio. Este concepto está vinculado a la forma en que interactúan tres componentes o dimensiones principales para el logro de mejores condiciones de vida: el crecimiento económico, la equidad social y la sustentabilidad ambiental. La dimensión del crecimiento económico está relacionada con la eficiencia y eficacia con que se utilizan los recursos (humanos, tecnológicos, organizacionales, ambientales), tanto para la producción como para las actividades de servicio, sin comprometer el medio ambiente natural. La dimensión de la equidad social responde a la necesidad de que todos los integrantes del territorio puedan acceder adecuadamente a servicios básicos; puedan disponer de un empleo de calidad; puedan ejercer plenamente su ciudadanía participando en los destinos de la comunidad. Lo anterior está estrechamente relacionado con el acceso a las expresiones culturales y al fortalecimiento de las identidades locales. Por último, la sustentabilidad ambiental está relacionada con la preservación de recursos naturales indispensables para la vida, tales como el agua, el aire, el suelo; y con el control del impacto de la propia naturaleza como del impacto producido por las actividades humanas”.
Enlace copiado
Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

Desarrollo sostenible (I): Preámbulo

Enlace copiado
La meta del desarrollo socio económico es la prosperidad, la cual definiremos usando cuatro palabras del idioma hebreo: Tsalach, empujar hacia adelante; Sakal, ser circunspecto; Shalah, estar tranquilo, seguro, exitoso, feliz, saludable; Shalom, paz, bienestar; y de una palabra del griego Eudoo, ayudar en el camino, triunfar en lograr, de aquí podemos extraer una definición: Prosperidad es estar en paz sabiendo que se tiene todo lo necesario para triunfar en la vida. La definición gira alrededor del ser humano, su sentir, su bienestar. La interpretación de triunfar es algo muy personal.

La falta de prosperidad de nuestro querido El Salvador después del conflicto armado no es congruente con el nivel de inversión privada, asistencia internacional, inversión gubernamental y recepción de remesas del extranjero. Los recursos naturales con que cuenta el país son considerables y de tal magnitud que bien explotados pueden generar bastante riqueza, suficiente para mejorar la prosperidad significativamente. La falta de prosperidad se manifiesta en los índices de ingresos económicos, salud y educación de la población, los cuales no muestran un progreso significativo durante todos estos años.

El crecimiento de estos índices, nada espectacular, lo podemos calificar de orgánico, es decir, se dan por naturaleza sin mayor esfuerzo de los participantes. Existe un número de significativos e importantes factores que le restan capacidad productiva al país: emigración de mano de obra, el efecto de las remesas en la ética de trabajo, niveles educativos de la población, delincuencia generalizada, entre otros. Sin embargo, los esfuerzos focalizados para promover el desarrollo socio económico en el país, de parte de diversas entidades gubernamentales o de la cooperación internacional, sí producen resultados, aun y cuando temporeros. Sin embargo, la evidencia sugiere que estos resultados positivos se generan solo y cuando está presente el ente promotor; la iniciativa muere, o en el mejor de los casos sobreviven insignificantes vestigios, media vez se retira el ente promotor. ¿Qué causa esta falta de resultados? ¿Por qué todo esfuerzo después de la posguerra produce tan pírricos resultados? Ciertamente no es falta de planificación, de definir proyectos, de tratar, es más, los factores tradicionalmente citados –delincuencia, migración, etcétera– no explican esta situación. En la próxima entrega exploraremos proyectos y estadísticas.
 

Tags:

  • Desarrollo Sostenible
  • recursos
  • crecimiento economico
  • inversion
  • remesas

Lee también

Comentarios