Lo más visto

Más de Opinión

Desarrollo sostenible, camino para nuestro futuro

Durante el desarrollo de mi vida he visto pasar seis presidentes por el poder, muchos diputados y alcaldes también. He presenciado cómo llegan nuevas empresas y se van otras; vi cómo se realizó el cambio y desaparición de nuestra moneda, el colón. He visto cómo viejas costumbres continúan transfiriéndose de generación en generación.
Enlace copiado
Caleb Padilla Coautor de El País que Viene

Caleb Padilla Coautor de El País que Viene

Enlace copiado

Las mismas ideas para solucionar problemas se han desgastado, pero se continúa queriendo resultados diferentes haciendo lo mismo que, por años, nos ha reflejado un rotundo fracaso, aunque la transición de la guerra a la paz fue algo que simplemente sucedió en el papel y las noticias. La violencia siguió en aumento, las desigualdades continuaron abriendo más brechas y los odios del pasado continuaron afectando la situación del país.

Las antiguas disputas y odios se van quedando con las generaciones antecesoras, una nueva esperanza común está naciendo después de que el país ha sufrido el engaño, desencanto y mentiras que partidos políticos prometieron y no cumplieron, lo que dejó solamente la sensación de manipulación por conseguir votos para llegar al poder, para obtener beneficios individuales, pero que nos ha dado la oportunidad de apreciar los resultados de unirnos en ese descontento colectivo.

Lo que deriva en una nueva sociedad, que se va transformando de simplemente esperar las propuestas de los partidos políticos, a ser sujetos activos que proponen o crean sus propias vías de incidencia, para cambiar la realidad con la cual las mayorías no están conformes, pero de generarse este cambio, debe ser permanente y sostenible, que no deje vacíos. Por tanto, somos todos los que debemos darle sostenibilidad al desarrollo de nuestro país y participar de la construcción que se busca y necesita hacer.

La nueva revolución que no necesitará llegar a las armas, sino que está llegando a la guerra de ideas, propuestas y debates, en la que surgen los candidatos independientes; nuevos partidos políticos y el nuevo relevo generacional que está consciente de que el cambio será completo e inclusivo.

La educación es sumamente importante para dar este gran paso, esta es nuestra mejor herramienta para generar cambios permanentes, expandir el deseo de transformación y restauración de una sociedad herida y utilizada, pero tenemos que concienciarnos y asimilar que el rumbo debemos cambiarlo, sin dudar tenemos que impulsar un nuevo sistema educativo más incluyente y enfocado en crear empresas, ecosistemas de negocios, economía circular, innovación tecnológica, política y bienestar social.

Es nuestra obligación entender que todos somos hermanos, por lo tanto, todo nos afecta de manera negativa o positiva. Somos una nación que se caracteriza por su trabajo, amabilidad y continuo esfuerzo, esto se debe reflejar entre nosotros en la construcción de un El Salvador diferente y referente, a nivel mundial, como un país pequeño en territorio pero grande por su gente. El tiempo es nuestro peor enemigo y el juez de nuestras acciones, por lo que ahora es el momento de actuar y unirnos para trabajar.

Toma conciencia de tus decisiones. Recuerda que, como salvadoreños, podemos cambiar el rumbo, pero tenemos que tomar acción, unirnos y trabajar en equipo. Ya desaparecieron las etiquetas de clases sociales, territorios, religiones, edades o sexo, para poder juntos celebrar el nacimiento de un futuro sostenible para todos. Lo vamos a hacer como hermanos que somos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines