Deseos para el 2015

Al amanecer de 2015, me permito compartir con los lectores mis deseos para nuestra patria El Salvador y para los que nacimos y vivimos en ella.
Enlace copiado
Deseos para el 2015

Deseos para el 2015

Deseos para el 2015

Deseos para el 2015

Enlace copiado
Quiero partir de la premisa que una sociedad que presenta síntomas de decadencia social, política, cívica y moral está en el camino de la ruina. Ejemplos abundantes nos ofrece la historia con la decadencia de reinos o imperios. ¿Qué factores comunes se observan en tales derrumbes? Los podemos englobar en la falta de valores.

Esta frase que escuchamos frecuentemente no ha recibido la atención y el análisis que requiere la gravedad del desorden rayando con el caos que vivimos. Los valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento; son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, o un comportamiento en lugar de otro. En general son la base para vivir en comunidad y relacionarnos con las demás personas; permiten regular nuestra conducta para el bienestar colectivo y en convivencia armoniosa.

Analicemos algunos de los que más carecemos: amor. Amor a sí mismo y amor al resto de la humanidad y a la naturaleza en general. Amor vivido y no expresado por cualquier medio que no sea la acción. Agradecimiento, sentir de verdad que nos agrada recibir un servicio cualquiera, un saludo, algo que nos ayuda aun sin solicitarlo y reconocerlo con un sonriente “gracias”. Respeto a todos los credos y posiciones políticas; a nuestros padres en primer lugar, a los compañeros, amigos, y conocidos, a las autoridades y a las normas de convivencia aceptadas. Amistad, la lealtad como una forma más específica del amor y disposición a sacrificar lo más precioso, la vida, por apoyar y servir al amigo. Justicia, la cualidad de otorgar a cada quien lo que le corresponde respetando los límites que eso implica siendo la tolerancia su expresión más sublime. Valentía para ejecutar acciones conformes a nuestros valores y a pesar de las críticas, ser forjadores de los cambios que urgen en nuestra sociedad. Altruismo, poder dar sin esperar recompensa, solo por saber que apoyamos o ayudamos a un ser humano, semejante a nosotros. Valores sociales que deben ser respetados por todos y nadie debe situarse sobre ellos como son: la Constitución de la República, las leyes y otras regulaciones. Valores cívicos como son el amor y respeto a nuestra nación, a los Símbolos Patrios como son nuestra bandera e himno nacionales y la memoria de prohombres históricos a los que se deben manifestaciones de respeto; que van desde cómo asistir a eventos y cómo se expresa el respeto por ellos. La falta de valores cívicos lleva al desorden social o peor aún al caos. Para 2015 y para siempre, deseo una nación con seguridad y bienestar para todos; con nuestro propio modelo de nación, con políticos y empresarios decididos a servir con honestidad, amor y respeto por los ciudadanos.

Eduquemos a nuestra juventud para lograrlo. Así sea.

Tags:

  • 2015
  • valores
  • tolerancia
  • justicia

Lee también

Comentarios

Newsletter