Lo más visto

Más de Opinión

Despilfarros

Con la publicación que hizo LA PRENSA GRÁFICA sobre los gastos excesivos de la CEPA se han venido destapando otros abusos que se cometen desde la dirección de varias de estas instituciones, dejando en evidencia la inconsciencia de algunos servidores públicos sobre el manejo de fondos gubernamentales.
Enlace copiado
Despilfarros

Despilfarros

Despilfarros

Despilfarros

Enlace copiado
Evidentemente estos gastos se vuelven ilegales e inmorales, tomando en consideración las diversas carencias que existen en El Salvador, de hospitales en mal estado, sin medicamentos, ni catéteres para los enfermos hemofílicos, escuelas públicas con mala infraestructura y sin implementos, policías mal pagados y soldados con sueldos de hambre.

Fomentar las bebidas alcohólicas desde una institución de carácter público contraviene el sentido común y debilita los principios y valores que todo salvadoreño debe de tener frente a su prójimo, dado que los accidentes de tránsito, la violencia intrafamiliar, el abuso de autoridad, el feminicidio, la intolerancia, son estadísticas de muertes violentas, donde las bebidas alcohólicas juegan un papel fundamental.

Es fundamental recordar a los malos servidores públicos que cuando se llega a un puesto de poder, lo más importante es que se respeten los bienes del Estado y actúen éticamente, y si por alguna razón al servidor público le gustan las buenas cosas, como camionetas de lujo, viajes de turismo, hoteles cinco estrellas, vinos añejos, whisky Johnny Walker, está bien y no es pecado, siempre y cuando todo ello se adquiera como producto del esfuerzo y de la creatividad para generar riquezas de forma lícita.

Lo que no se vale es que haciendo uso del poder que ostentan algunos funcionarios públicos realicen gastos hasta por $231,507.00 en alimentos y bebidas alcohólicas a sabiendas que hay salvadoreños que no tienen dónde vivir, carecen de agua potable y con una inseguridad galopante.

Esto evidencia un alto grado de hedonismo en el que viven muchos funcionarios públicos a costillas de los impuestos de miles de salvadoreños honestos, pero la historia de la CEPA solo es la punta del iceberg de otras instituciones gubernamentales que hacen y deshacen con los bienes públicos. Y aun así existen ideólogos que salen a la defensa quienes viven del pueblo y ganan salarios arriba de los $3,000 a los que solamente el 0.01 % de la población tiene acceso.

No obstante la historia continúa, pues LA PRENSA GRÁFICA hizo nueva publicación de los gastos excesivos y extravagantes que ha tenido la Corte de Cuentas, que gastó solo en febrero de este año $43,000 en refrigerios, además de ello paga por lavado de trajes de mariachi, guardavidas, siluetas de tiro y uniformes que compra de forma mensual.

Se supone que la Corte de Cuentas es la entidad garante, para que las demás instituciones públicas no se excedan en el gasto ni malversen los fondos públicos.

Hoy entendemos por qué nuestro país está así. Pero como si esto fuera poco, la Asamblea Legislativa acaba de gastar medio millón de dólares en rótulos electrónicos que indican el nombre de cada diputado.

Si el Estado continúa con estos gastos excesivos, hagamos una huelga de pago de impuestos hasta que los funcionarios entiendan que su rol es servir y no vivir como reyes.

Tags:

  • cepa
  • bebidas
  • alcohol
  • despilfarro
  • salarios

Lee también

Comentarios