Después de vacaciones

Después de las vacaciones de Semana Santa, pidámosle a Dios que la mayoría regresemos a nuestros trabajos descansados y con nuevos ánimos después de haber disfrutado tranquilamente los días de ocio en nuestros hogares.
Enlace copiado
Después de vacaciones

Después de vacaciones

Después de vacaciones

Después de vacaciones

Enlace copiado
Otros, posiblemente, regresarán cansados y enjaranados, pero contentos de haber disfrutado sus viajes familiares. Pero, desgraciadamente habrá algunos que no regresarán con sus familias, porque fallecieron ahogados o en accidentes de tránsito.

Durante los primeros tres días de vacaciones ya se contabilizaban once muertos por accidentes de tránsito. Y en esos primeros días fueron detenidos hombres que habían ingerido más de cuarenta cervezas y mujeres que habían ingerido más de veinte; e iban manejando sus vehículos en tan deplorable y peligroso estado. Pareciera que en El Salvador existe en estos tiempos un daimon que nos induce a la violencia y el exceso, en lugar de la reflexión y el recogimiento que nos debería inspirar a los cristianos el sacrificio de Jesús el Cristo.

Pero debemos comentar también el contexto político social en que vivimos; afligidos por la violencia, la pobreza, la corrupción y la polarización política. Como sucede casi todo el tiempo, se han desarrollado en cadena una gran cantidad de hechos importantes que podríamos comentar. Pero por ahora, nos concentraremos en las medidas de emergencia para enfrentar la violencia, que fueron planteadas por el gobierno y la oposición, antes de las vacaciones.

Siempre es esperanzador escuchar que el gobierno, preocupado por los altos niveles de homicidios y extorsiones, ha decidido implementar medidas especiales para enfrentar la situación de violencia que estamos viviendo. Y más esperanzador aun es escuchar que dichas medidas van a ser discutidas, ampliadas o mejoradas, por todos los partidos de oposición, incluyendo a ARENA. Pero también es preocupante que se haya anunciado que dichas medidas serán implementadas hasta después de vacaciones; porque pensamos que un plan integral y eficiente de combate a la criminalidad debió plantearse e implementarse desde los primeros meses que comenzó el nuevo gobierno.

Pero como dijo Schafik Hándal cuando se incorporó el Partido Comunista a la lucha armada del FMLN en octubre de 1980: “Tarde, pero a tiempo”. En tal sentido, bienvenidas sean dichas medidas; si estas van a ser las decisiones que necesitamos en términos cualitativos y cuantitativos, para enfrentar efectivamente la delincuencia. Si estaremos ante un plan integral, que priorice la represión, pero que no deje de lado la prevención y reinserción de los miembros de los grupos delincuenciales.

Si dichas medidas se van a tomar con base en un acuerdo nacional de todas las fuerzas económicas políticas y sociales. Si se logrará alcanzar el presupuesto nacional necesario para la implementación del plan concreto de seguridad. Si se van a tomar las medidas necesarias para depurar a la PNC, la FGR, el Sistema Judicial y los centros penales. Si se van a cortar las comunicaciones de los jefes de clicas desde los centros penales hacia las estructuras criminales. Si se va a aplicar el artículo 168 numeral 12 de la Constitución para hacer un uso intensivo e inteligente del ejército a la par de la policía. Si se va a hacer un uso eficiente de la información de inteligencia de la policía, el ejército y el OIE, para desarticular las estructuras de las maras y el crimen organizado a nivel de cúpula e intermedio.

Esperemos que después de vacaciones, gobierno y oposición nos presenten un plan integral y sustancialmente diferente, para derrotar la delincuencia.

Tags:

  • medidas excepcionales
  • violencia
  • prevencion
  • reinsercion

Lee también

Comentarios

Newsletter