Deudas pendientes a saldar por la nueva Fiscalía

Hacia dentro de la Fiscalía, hay muchas cosas que limpiar y aclarar. Sin duda el fiscal ha comenzado a dar pasos positivos.
Enlace copiado
Deudas pendientes a saldar por la nueva Fiscalía

Deudas pendientes a saldar por la nueva Fiscalía

Deudas pendientes a saldar por la nueva Fiscalía

Deudas pendientes a saldar por la nueva Fiscalía

Enlace copiado
El nuevo fiscal recibe del fiscal anterior una pesada y turbia herencia: manejos internos de la institución que podrían rayar con el delito, así como sospechosos y complacientes comportamientos ante significativos casos de corrupción. Deudas pendientes de cuya resolución dependerá la valoración que haremos de su desempeño y voluntad de combatir la corrupción y la impunidad.

Por un lado, hacia dentro de la Fiscalía, hay muchas cosas que limpiar y aclarar. Sin duda el fiscal ha comenzado a dar pasos positivos, poniendo personas más idóneas en ciertos cargos, enfrentando el nepotismo que encontró en la institución, ordenando investigación de posible enriquecimiento ilícito/corrupción en los casos del diputado Cardoza y del exdirector del ISSS Leonel Flores. Hay que felicitarlo y aplaudirlo.

Ahora bien, tendrá que demostrar la misma voluntad en la investigación/auditoría sobre el manejo interno que se hizo de los fondos, no solo de los provenientes del presupuesto asignado, sino de los recibidos extrapresupuestariamente. Valga traer a cuenta los $600 mil que recibió el fiscal anterior del expresidente Funes, y ya no se diga del uso de los más de 14 millones encontrados en los barriles. ¿Se podían usar estos fondos en custodia en gastos diversos? ¿Quién autorizó su uso? ¿Se siguió el procedimiento adecuado? ¿Podemos creer que tantos millones se gastaron en aguinaldos o en un terreno? ¿Dónde está ese terreno? ¿A quién le pertenecía?

Asimismo, ¿cuál fue el uso que se le dio al centro de escuchas telefónicas? ¿Se emplearon los procedimientos legales para realizarlas? ¿Se utilizó ese centro para espiar y posiblemente chantajear a funcionarios, políticos y personalidades para solicitar favores o impedir críticas? Finalmente, ¿qué pasó en realidad en el proceso judicial contra un empresario en cuyo avión privado viajaba con frecuencia el anterior fiscal?

Por otro lado, la deuda pendiente es más abultada hacia afuera. ¿Qué hará para investigar los supuestos 150 casos de posible corrupción que dijo en su momento haber recibido el expresidente Funes? También la Fiscalía dijo que se estaba investigando el caso del Chaparral, donde hay fuertes indicios de delito y enriquecimiento ilícito por parte de altos funcionarios de la administración anterior. Se fue el fiscal y no pasó nada. ¿Qué hará el nuevo fiscal al respecto, sobre todo ahora que desde la misma CEL se ha proporcionado abundante información al respecto?

¿Querrá la actual Fiscalía investigar sin sesgos lo que pasó realmente con la construcción de la Diego de Holguín, donde el exministro Nieto, que más bien trató de deshacer el entuerto dejado por su antecesor, fue el que la Fiscalía puso injusta e interesadamente en el banquillo de los acusados? Por otra parte, ¿se hará el ojo pacho la Fiscalía respecto al caso de Sigfrido Reyes, tal como lo hizo su antecesor, declarando que no había evidencias de enriquecimiento ilícito, a pesar de las consistentes y contundentes evidencias que arrojaron las investigaciones de algunos medios de comunicación?

¿Le pondrá empeño y voluntad el fiscal para investigar la denuncia sobre la suplantación/clonación que se hizo en contra de LA PRENSA GRÁFICA, así como con el aviso que interpuso mi persona ante la Fiscalía para dar con los autores de los ataques difamatorios en mi contra? Asimismo, ¿se le entrará como se debe para investigar cómo se han hecho algunas licitaciones, especialmente en ciertas empresas públicas?

En fin, cabe preguntarse ¿qué hará la Fiscalía de cara a los juicios civiles que podría iniciar la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia en torno a las declaraciones de patrimonio de altos e importantes funcionarios y exfuncionarios públicos? ¿Complementará ese proceso iniciando un juicio penal?

Posiblemente la deuda heredada sea políticamente pesada para un estrenado fiscal. Pero el ir saldando o no esa deuda será importante prueba para valorar si al final tendremos una Fiscalía que juega realmente el rol que le corresponde. Todos aquellos que luchamos contra la corrupción e impunidad debemos también apoyar para que cumpla tal cometido.

Lee también

Comentarios

Newsletter