Lo más visto

Más de Opinión

Dinero masivo socavando la democracia

“El dinero masivo de partidas secretas de la Presidencia, del ahora agonizante ALBA y, según parece, cada vez más del narco compra voluntades y puede hacer colapsar al país socavando la democracia.”
Enlace copiado
Dinero masivo socavando la democracia

Dinero masivo socavando la democracia

Enlace copiado
La esencia de la política es la búsqueda del poder, y los métodos utilizados han sido similares a través del tiempo, por las armas y por dinero. En nuestros días, la democracia como modo más civilizado de convivencia da el poder a los ciudadanos de escoger a sus gobernantes por el voto, el arma del hombre libre. Las elecciones en países que viven en democracia son respetadas, y el ciudadano elige a quienes mejor cree que pueden gobernar en su beneficio y en el de la sociedad. No siempre resulta así, pero entre más educado y civilizado el pueblo, la democracia se perfecciona y sus representantes o escogidos van siendo más fieles a lo que se espera de ellos.

En nuestro país la democracia ha ido avanzando; gente decente trata con lo mejor de su conocimiento y capacidades de hacer lo que debe. Otros llegan a lograr privilegios del Estado y a hacer su trabajo, algunos lo hacen bien. Desafortunadamente, cada vez más hay quienes solo se interesan por los beneficios que trae el poder.

El Salvador vive desde hace poco un factor detonante que ha distorsionado groseramente la democracia y el buen gobierno: la aparición de enormes sumas de dinero en ella para comprar lo que grupos o personas desean: voluntades, votos, empleos para los suyos, negocios lucrativos a costa del Estado, arreglar económicamente a quienes se venden, parientes, amigos y afectos al partido o al régimen.

Se desploma la sociedad y su mortalidad, el dinero corruptor es peor que el cáncer y en sumas enormes, mucho más invasivo.

Antes no existían enormes sumas del que los gobernantes dispusieran sin controles. La Corte de Cuentas, que si bien no es lo que debiera, tiene la estructura y el sistema para auditar los dineros que se manejan en el Estado.

Recientemente, el presidente dispuso de enormes sumas sin control y compró a tantos que socavó la moral de una sociedad de por sí enferma.

Para ayudar a los gobernantes a resolver pequeños problemas, alguien decidió que hubiera una cantidad pequeña de gastos secretos de la Presidencia o algo similar, sin controles. Aunque se prestaba a malos manejos, como conseguir votaciones favorables, gobernabilidad, según la llaman algunos políticos, la cantidad modesta de que disponían limitaba el mal actuar que pudiera haber.

En el período anterior, se dio que los presupuestos no ejecutados por las diferentes instituciones en el año pasaran a engrosar la partida secreta de la Presidencia. La suma creció sustancialmente y con ello lo que se pudo comprar; y ese presidente la usó intensamente, corrompió mucho la sociedad.

Luego nos apareció el ahora agonizante chavismo, que con el mecanismo del petróleo a crédito ha dejado muchísimos millones de los que no se da cuenta a nadie; mecanismo del que se dice es parte importante del dinero que aceita la maquinaria de seducción del poder, compra de voluntades, el aparato político a sueldo, los que cambian de partido, disidentes de la oposición que hacen campaña permanente contra “su partido”, prensa favorable, conductores casi militantes y mucho, mucho más.

A esa grave distorsión se suma el dinero oscuro del narco y el crimen organizado, que a partir de acusaciones y condenas a diputados y alcaldes, se comprueba que ya infiltró al Estado, quién sabe hasta dónde, también usado para comprar voluntades, almas, aparatos de propaganda.

Puede que el dinero del petróleo ya no llegue, aunque hay bastante para esta campaña. El abuso de la partida secreta ha sido declarado inconstitucional; el dinero del narco es muy difícil de controlar y es mortal para las sociedades.

Estas líneas no exponen nada nuevo que no se comente en todos lados, están escritas para hacernos reflexionar. Las sociedades que se corrompen colapsan, las democracias desaparecen, los países retroceden.

Tags:

  • voto
  • democracia
  • sociedad
  • civilizado
  • voluntades

Lee también

Comentarios