Lo más visto

Más de Opinión

Diputada, si todo está mal, renuncie

Enlace copiado
José Miguel Fortín Magaña

José Miguel Fortín Magaña

Enlace copiado

Hace unas horas, después de conocer sobre la renuncia a su partido por parte del estimado amigo Hugo Barrera, la diputada dizque por ese instituto político Milena Mayorga volvió al ataque contra la dirigencia de ARENA y se montó en el acto de don Hugo, para pontificar sobre que seguramente hacía esto por no estar de acuerdo con Gustavo López, y con las acciones del COENA y de la institución, y bla bla bla bla... Uno se pregunta (y el cuestionamiento sin duda es válido) si ella piensa eso como la causa de la dimisión de otros y constantemente, con una cobertura mediática impresionante, critica lo mismo; ¿por qué no es congruente con su pensamiento y digna en sus acciones, y también renuncia?

Es que uno no puede señalar y aplaudir las acciones de otros, por pensar igual; y entonces hacer todo lo contrario. Eso se llama incongruencia y por lo menos apunta a la falta de honestidad en las acciones. Yo puedo ser crítico de mi país porque lo quiero y deseo lo mejor para mi patria; pero no lo ridiculizo ni destruyo con comentarios hostiles. Los sentimientos e intenciones se perciben más allá de las palabras (eso se llama meta comunicación en psiquiatría) y sin duda lo que la diputada siente por el partido que la llevó a la curul es odio. Renunciar, diputada, en su caso, es cuestión de honor. Es así de simple.

Entonces, hay que entender por qué no lo hace: ¿será que si así actuara quedaría inhabilitada para correr por otro instituto en las próximas elecciones legislativas por tránsfuga?; ¿será que está haciendo lo imposible para que la expulsen, porque así no se invalida y puede correr por "Nuevas Ideas" sin problema? El pensamiento de cualquiera es respetable; y en nada critico su cercanía con Bukele, la que se veía desde la campaña, pero las acciones deben ser consecuentes y si uno acepta ir por un Partido cualquiera, debe lealtad a esos principios y si las cosas dentro no son como uno pensaba, se retira con dignidad y punto.

Lo mismo escribiría si cualquiera, de cualquier signo político, rojo, azul, verde, celeste o arcoíris, no actuara como habla y no hablara como piensa. Ya entrando en la vejez puedo decir que he conocido gente de todo tipo y pensamiento político; muchos a la derecha, otros al centro y los últimos a la izquierda del espectro; y en todos los casos, también he sabido de gente valiosa y congruente; y de sinvergüenzas que buscan dádivas o que se acuerdan de los colores solo por conveniencia. Qué desagradable me resulta alguien que no defiende principios sino favores y que no vive de acuerdo con lo que predica.

Ojalá ARENA no caiga en la provocación de esta diputada y de otros, que claramente buscan que los demás hagan por ellos lo que la CSJ les ha inhibido de hacer por mano propia: salir del Partido sin perder sus privilegios. Eso es lo mismo que escribí hace mucho tiempo, en un artículo titulado "Al oído del FMLN", cuando le advertía al otro partido que no expulsaran entonces a su antiguo alcalde, el señor Bukele; quien para entonces, igual que hoy lo hace Milena, su amiga, luchaba de cualquier forma por su expulsión. Él lo logró y el resto ya lo sabemos. Ojalá que su camarada no lo consiga; aunque si lo hace, gracias a Dios no tendremos otro peligro para las libertades, sino una persona que con mucho menos fuerza continuará vociferando según le ordenen. Dios nos libre de los políticos sin escrúpulos.

Tags:

  • Milena Mayorga
  • incongruencia
  • tránsfuga
  • Bukele
  • ARENA

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines