Diputados deben ser responsables

Los diputados son los responsables de todo lo que le aprueban al Gobierno de turno y en particular de los fondos que le autorizan al Ministerio de Hacienda para que pueda gastarlo conforme a lo que definan los diputados que votan a favor de una u otra erogación, de uno u otro impuesto o de uno u otro préstamo. El Ejecutivo, a través del presidente de la República o de su ministro de Hacienda, solo puede proponer a la Asamblea Legislativa que apruebe algo, pero al final de cuentas es el Órgano Legislativo el único que tiene la facultad legal para autorizar ingresos, gastos y endeudamiento al Órgano Ejecutivo.
Enlace copiado
Enlace copiado
En el mes de octubre de 2012 los diputados de todas las fracciones políticas le autorizaron al Ministerio de Hacienda que emitiera eurobonos por $800 millones dado que el Ejecutivo había venido insistiendo en que necesitaba esos recursos para cubrir el eventual requerimiento de inversionistas nacionales y extranjeros que habían comprado bonos a 20 años plazo en 2003 y que tenían la opción de pedir que se los pagaran anticipadamente en enero de 2013. Fuimos muchos los que insistimos en que no se debía autorizar la emisión de $800 millones ya que nadie solicitaría que le pagaran anticipadamente esos bonos, porque perderían el 18 % de su valor y el rendimiento del 7.75 % no lo podrían conseguir en ese momento con otros títulos porque las tasas de interés se encontraban más bajas.

Tal y como lo indicamos no hubo un tan solo inversionista que solicitara que le pagaran anticipadamente sus bonos y el Gobierno se quedó con $800 millones en efectivo, de los cuales tenía la autorización para utilizar $400 millones para prepagar anticipadamente Letras del Tesoro (LETES) en caso de que ningún inversionista solicitara el pago de sus bonos. En los primeros días de enero el Ministerio de Hacienda pagó anticipadamente $400 millones en LETES conforme a la autorización que le habían dado todos los diputados y los otros $400 millones quedaron pendientes de que se les asignara destino. Desde enero el Ejecutivo ha estado solicitando que se le entregue una parte de esos recursos para pagar subsidios y para pagar por las elecciones próximas.

Para darle la autorización de la emisión de los eurobonos, el gobierno del presidente Funes firmó lo que se denominó un acuerdo de sostenibilidad fiscal con los diputados de la Asamblea Legislativa, en el cual se estipuló que el déficit fiscal de 2013 sería de 2.7 % del PIB, es decir, alrededor de $650 millones. Al ya haberle entregado $400 millones en enero al Ministerio de Hacienda y sabiendo que las AFP le entregan alrededor de $420 millones al año al Ejecutivo, sabemos que el déficit fiscal será de al menos $820 millones, ya que hasta la fecha el Ministerio de Hacienda ya emitió nuevas LETES por casi $240 millones y en los próximos meses emitirá los $160 millones restantes para obtener de regreso los $400 millones que pagó en enero y eso lo podrá usar para gasto corriente, entre ellos subsidios, elecciones u otras prioridades que ellos definan.

Si el Gobierno gastara los $820 millones antes mencionados, el déficit sería de más o menos 3.4 % del PIB, lo que es superior al acuerdo de 2.7 % del PIB y a lo expresado el 19 de marzo recién pasado por el Fondo Monetario Internacional, de 3 % del PIB para 2013. Si además los diputados le entregan al Gobierno alguna fracción o la totalidad de los $400 millones restantes, el déficit fiscal podría terminar 2013 en $1,220 millones, lo cual es cerca de 5 % del PIB, y eso es a todas luces un incumplimiento del acuerdo de sostenibilidad fiscal y de la recomendación del FMI. Las consecuencias para el país serían muy negativas y la calificación de riesgo empeoraría, lo cual a su vez encarecería el financiamiento futuro para el país.

Por lo tanto, los diputados deberían ser responsables en cumplir con el acuerdo de sostenibilidad fiscal que ellos mismos exigieron al presidente Funes y por ello no deberían autorizarle ni un dólar de los $400 millones restantes ni para las elecciones, ni para subsidios, ni para ningún otro tipo de gasto corriente, ni tampoco para pago de LETES. Pero desafortunadamente ya le autorizaron al Gobierno, en la plenaria del miércoles 20 de marzo, los primeros $40 millones de esos $400 millones, para pagar por las elecciones, lo cual es realmente irresponsable y triste para el país. ¡En los próximos días y meses veremos cómo siguen asignándole los otros $360 millones al Ejecutivo y de esa manera generarán que el déficit fiscal termine en $1,200 millones, gracias a nuestros diputados de todos los partidos políticos!

Tags:

  • Luis Membreno
  • La Palestra
  • Asamblea legisaltiva
  • Fondo Monetario Internacional
  • FMI

Lee también

Comentarios

Newsletter