Lo más visto

Más de Opinión

Diputados: tomen con seriedad la elección de funcionarios

La semana pasada nos enteramos de que en el proceso de elección de magistrados de la Corte de Cuentas de la República, la subcomisión política de la Asamblea Legislativa realizaría entrevistas de 10 minutos a cada uno de los candidatos. Eso es completamente inaceptable.
Enlace copiado
Enlace copiado
Si se invita a que cualquiera participe en ese proceso, si se les anticipa a los candidatos cuáles serán las preguntas que se les realizarán, si las preguntas en sí mismas no permiten conocer si alguien tiene las características necesarias para desempeñar el cargo, y si encima de eso se reserva tan solo un espacio de 10 minutos para conducir las entrevistas, no hay nada que especular: a la Corte de Cuentas muy probablemente llegarán funcionarios que la mantendrán en el letargo, continuismo, pasividad y hasta complicidad, que ha venido teniendo todos estos años.

Este es un tema que no vamos a soltar, pues tal como lo dijimos hace unas semanas, tenemos que entender de una vez por todas, que si no comenzamos a poner verdadera atención a los procesos de elección de funcionarios, si no concretamos los requisitos de moralidad y competencia notoria que exige nuestra Constitución, si no exigimos procesos transparentes en los que se fomente la participación ciudadana, si no propiciamos la independencia de los funcionarios y, en fin, si no nos proponemos llevar a los mejores candidatos a los cargos públicos, el funcionamiento de nuestras instituciones seguirá dependiendo de que se cometa un “accidente”, por el cual lleguen personas que sí quieran cumplir con su rol constitucional.

Conducir entrevistas de 10 minutos solo refleja la nula seriedad que nuestros diputados están poniendo a estos procesos. No hay manera de saber quiénes son los mejores candidatos para el cargo en un espacio tan corto, sobre todo cuando los diputados no han establecido parámetros previos y no han estructurado una etapa en que los ciudadanos podamos hacer llegar información a considerar sobre los candidatos. ¿Con base en qué van a elegir?

Valga mencionar que en esto no cabe sostener que los procesos de elección de funcionarios siempre han sido así, y que antes ni siquiera existían estos remedos de entrevistas, o que los procesos no eran públicos sino a puertas cerradas. No cabe decir eso porque salvo los “accidentes” que han ocurrido en algunas instituciones, venirlo haciendo así es parte fundamental del problema de institucionalidad que seguimos teniendo en nuestro país. Y es justamente lo que hay que corregir.

Lo que más preocupa es que son todos los partidos políticos los que se niegan a evolucionar y a conducir verdaderos procesos de elección de funcionarios. Está quedando en evidencia que son todos los partidos los que prefieren mantener el statu quo, y no tienen reparo en prestarse a realizar elecciones en las que ni por cerca asoma el mérito como criterio prevaleciente.

Y es que si el mérito estuviera siendo un factor a tomar en consideración, no habríamos escuchado las expresiones de algunos diputados por medio de las que muestran apoyo a los actuales magistrados. Decimos esto porque quienes hoy día pretenden reelegirse en la Corte de Cuentas, no han dado muestras de querer dar un giro de timón en esa institución. Si así fuera, ya sabríamos qué hay detrás de todas las asignaciones de fondos públicos a oenegés vinculadas con los diputados.

Los diputados que dicen estar comprometidos con la transparencia deben comenzar a impulsar las reformas necesarias al Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa. Hoy estamos en presencia de la elección de Corte de Cuentas, pero pronto estaremos inmersos en la elección de fiscal general y magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Sean serios; aún hay tiempo para que ustedes mismos corrijan la plana.
 

Lee también

Comentarios