Lo más visto

Doble moral...

Definimos doble moral cuando un individuo o institución utiliza dos estándares, normas o discursos en el tratamiento dado a un tema de acuerdo con su conveniencia o con la de sus interlocutores.
Enlace copiado
Doble moral...

Doble moral...

Doble moral...

Doble moral...

Enlace copiado
Doble moral es: no tener moral... Como señala el columnista Euclides Ardila, los sujetos con doble moral: Se comportan de una manera solapada; es más, son de los que lanzan la piedra y esconden la mano. Muchos de estos sujetos consideran que lo que ellos dicen es lo “correcto” y que los demás “son los equivocados”.

Algunos ejemplos que pueden ilustrar la doble moral –sobre todo en el espectro político– pueden ser:

1.- Manejar un discurso antiimperialista con Estados Unidos, pero estar preocupados por la renovación del programa de Estatus de Protección Temporal (por sus siglas en inglés conocido por TPS).

2.- Gremiales empresariales impacientes por las pensiones de los trabajadores, pero insensibles con el salario mínimo de miseria.

3.- Estar inquietos por los fondos de Fomilenio y de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, pero apoyar a Venezuela en la OEA.

4.- Criticar a la oligarquía empresarial, pero viajar con dos candidatos presidenciales de la oposición –que de paso son empresarios– a la Cumbre de Prosperidad y Seguridad, organizada por el Gobierno de los Estados Unidos.

5.- Ser revolucionario de izquierda y educar a sus hijos en colegios bilingües o en universidades privadas, hospitalizarse en los nosocomios más caros del país o viajar al exterior para tratamientos médicos, y en primera clase.

6.- Estar en contra de la minería, pero utilizar todos los productos derivados de la minería.

7.- Ser “servidor” público y aceptar sobresueldos escandalosos (en función del salario mínimo del país) y no pagar los respectivos impuestos.

8.- Utilizar la imagen del Beato Mons. Óscar Arnulfo Romero, pero no ser coherente en la vida propia con su discurso completo.

9.- Criticar al gobierno por el despilfarro, y evadir el pago de impuestos.

10.- Protestar por el tráfico o por las inundaciones, pero cuando podemos hacemos tercera fila o tiramos la basura en cualquier lugar.

11.- Cambiarse de ideología por conveniencia, dinero, comodidades, privilegios, y escribir en contra de lo que yo fui e hice...

12.- Preocuparse e indignarse por la corrupción del presente, pero mejor olvidar la del pasado para no abrir heridas sin sentido; y

13.- Participar y bendecir la “Tregua” porque bajará los homicidios, pero permitir el ingreso de prostitutas a centros penales y trasladar reos de alta peligrosidad, al costo, además, de fortalecer el poder de las pandillas.

Hablamos de “coherencia” o de consistencia ética entre lo que digo y lo que hago; y este es el principal problema de las clases política y empresarial, considerando que los “líderes” están expuestos en la palestra pública y son o deben ser referentes de los ciudadanos, y por esta razón están mal evaluados y la gente ya no cree en ellos. Pero además tienen el descaro de negar la realidad...

Doble moral es sinónimo de hipocresía, y como escribía José Ingenieros en “Las Fuerzas Morales”: “La hipocresía es el arte de amordazar la dignidad; ella hace enmudecer los escrúpulos de los hombres incapaces de resistir la tentación del mal (...) la dignidad se pierde por el apetito de honores, trampa en que los intereses creados aprisionan a los hombres libres”. Esta es la verdadera infección de nuestra clase política, y hasta no erradicarla seguiremos jugando a combatir la pobreza y la corrupción a costa de millones de dólares y de programas ineficientes.

Un meme de poca mente que ilustra bien todo lo anterior señala: “Comunistas hasta que se enriquecen; socialistas hasta que se gradúan; feministas hasta que se casan; ateos hasta que se cae el avión...”.
 

Tags:

  • doble moral
  • hipocresia
  • Pensiones
  • sueldo minimo
  • tregua

Lee también

Comentarios