Lo más visto

Más de Opinión

Doctor René Fortín Magaña

Enlace copiado
José Enrique Argumedo - Exmagistrado  de la Sala de lo Constitucional  de la CSJ

José Enrique Argumedo - Exmagistrado de la Sala de lo Constitucional de la CSJ

Enlace copiado

Con el reciente fallecimiento del Dr. René Fortín Magaña, está de luto no solo su familia, sino que sienten su ausencia todos los que conocieron a ese gran ciudadano, apasionado por el derecho y la democracia. Inició su vida pública como líder estudiantil, llegando a ser presidente de la Asociación General de Estudiantes Universitarios Salvadoreños, la combativa AGEUS. Según me cuentan, no era el alborotador, sino el crítico con la razón. Época aquella que el estudiantado universitario resaltaba por sus opiniones y acciones fundadas, gozando de respeto. Luego de su graduación con su tesis "El derecho natural y el orden constitucional salvadoreño", se incorpora a la docencia como profesor de derecho constitucional y derecho civil, llegando por méritos con el apoyo de todos los frentes estudiantiles a ser electo decano de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la UES. En su libro "Páginas de mi archivo" documenta los motivos por los cuales fue destituido del cargo, lo cual no ensombrece su vida profesional, manteniéndose en su buen nombre. En un ejemplar de ese libro tengo de su puño y letra: "Para el distinguido colega Dr. José Enrique Argumedo, con las expresiones de mi más alto aprecio y amistad, afectísimo". Cerró su ciclo académico como director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Dr. José Matías Delgado, buen cierre para un intelectual de su talla.

En la parte gremial fue fundador y presidente del Centro de Estudios Jurídicos, la asociación de abogados más activa en el análisis de los problemas jurídicos del país y la de mayor prestigio. También fue fundador y presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional sección El Salvador, asociación que se ha consolidado por su participación en el estudio de los temas constitucionales, siendo un baluarte en la defensa de la Carta Magna.

Ejerció la judicatura de primera instancia y por su calidad ética e intelectual llegó a magistrado de la CSJ, donde puso su esfuerzo para dignificarla. De toga limpia como diría el Dr. Alfredo Martínez Moreno. No solo cultivó el estudio del derecho, sino fue poseedor de una sólida cultura. Conocía la sabiduría de los grandes autores y la plasmaba en sus escritos y en sus discursos. Por ello llegó a presidente del Instituto Salvadoreño de Cultura Hispánica y miembro de número de la Academia Salvadoreña de la Lengua correspondiente de la Real Academia Española.

En lo político, ocupó a los 30 años la Jefatura de Gobierno, cierto que en un cuerpo colegiado, pero eso no quita una verdad. Su candidatura a la presidencia de la república fue en un momento difícil. Le tocaba enfrentarse al ingeniero José Napoleón Duarte, el líder de la entonces pujante DC, y a Roberto d’Aubuisson, quien con su discurso radical de derecha tenía a esos sectores fanatizados en seguirle. AD se puede ubicar en el centro político y aunque era la opción mejor, dominó más la pasión, pero así es la democracia. AD aun con solo 2 diputados en la Asamblea Constituyente de 1983 desempeñó una labor sabia, orientando las mejores iniciativas y con la fuerza de sus argumentos, los partidos mayoritarios respetaban sus aportes. El Dr. Fortín fue un excelente orador, combativo, enérgico, pero no vulgar. Era un gusto escucharle. Fue un hombre que dignificó la academia y la política.

Requiescat in pace Víctor Uclés –su pseudónimo– el de la novela histórica.

Tags:

  • René Fortín Magaña
  • orador
  • AGEUS
  • Centro de Estudios Jurídicos
  • Víctor Uclés

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines