Dolarización o poder adquisitivo

Aparte de la coherencia macroeconómica compleja del contexto de aquel momento, y 15 años después de la dolarización, los salvadoreños continúan viendo la medida con mucho recelo.
Enlace copiado
Dolarización o poder adquisitivo

Dolarización o poder adquisitivo

Dolarización o poder adquisitivo

Dolarización o poder adquisitivo

Enlace copiado


De acuerdo con mi análisis, eso se debe a que la percepción entre cuánto puedo comprar y con qué moneda compro los bienes y servicios necesarios para la vida cotidiana parecen dos aspectos unidos pero son cosas separadas.

Por ejemplo, es difícil que varias personas o miembros de una sociedad con diferente estilo de vida tengan un acuerdo unánime, y piensen que todo está barato o que todo está caro, aunque utilicen pesos, yuanes, euros o cualquier moneda. Esto es sencillamente porque lo que está detrás no solo son los precios en una moneda, sino precisamente cuánto es lo que usted puede comprar con su propio ingreso (o poder adquisitivo).

De manera habitual, entre amigos o conocidos, es fácil entablar una conversación sobre el costo de vida, entre un país y otro que usa el dólar. Usted ya habrá, escuchado a un pariente cercano o amigo que vive en Estados Unidos sobre su nivel de gastos o sobre el precio de las cosas, y muy probablemente, es posible que los precios que le menciona a usted le parezcan altos, exorbitantes o desproporcionados.

Es evidente que a pesar de que dos o más países tengan la misma moneda en curso, los costos de vida son diferentes en cada uno de ellos, no solo por los precios sino por los ingresos.

Asimismo, cada persona tiene gustos y predilecciones diferentes, entre toda la gama de productos y servicios, con lo cual el acuerdo es más complicado aún.

Los economistas utilizamos varias mediciones para verificar cuánto han crecido los precios o la inflación, ya habrá usted escuchado sobre el índice de precios al consumidor u otra expresión, más complicada como “Deflactor Implícito del Producto Interno Bruto”, y aunque también otros profesionales como los médicos utilicen otras palabras, es muy probable que estos “indicadores” económicos no produzcan ningún sentido que conecte con su diario vivir.

De la misma manera, aunque varios estudios de verificación con la realidad a través de los datos estadísticos, o de manera empírica sustentan que la dolarización tiene y tuvo un efecto en controlar el aumento de los precios, usted tiene la sensación que el dólar vino a encarecer los precios.

Es posible que lo que haya hecho falta, que también han conseguido otros países cuya moneda circulante es el dólar, es el sentido de progreso en ingresos y empleos, o lo que los economistas llamamos genéricamente crecimiento económico, que sí efectivamente, se constata que ha sido menor.

Tags:

  • economia
  • dolarizacion
  • precios
  • inflacion

Lee también

Comentarios

Newsletter