Lo más visto

Don Chepito, maestro ejemplar

En el Día Mundial del Docente –celebrado en todo el mundo el 5 de octubre de cada año– es oportuno resaltar el trabajo de un profesor que hace una semana celebró sus 90 años de vida con el sello indeleble de ser un maestro entregado totalmente a su profesión.
Enlace copiado
Don Chepito, maestro ejemplar

Don Chepito, maestro ejemplar

Don Chepito, maestro ejemplar

Don Chepito, maestro ejemplar

Enlace copiado
No es común encontrar en nuestra sociedad a un maestro que dedica su vida entera a la Física; o, dicho de otra manera, un físico que dedica su vida entera a la docencia.

Don Chepito, profesor titulado Clase A, recibió, entre las décadas de los años cincuenta y sesenta, una beca a Inglaterra para realizar estudios de Física experimental y nuclear, luego de que tres de sus alumnos del Instituto de Sensuntepeque ganaron los tres primeros lugares en Física a escala nacional. “Uno construyó un motor con volante y cigüeñal; otro, un proyector opaco; y el tercero, un motor de dos polos. Todos funcionando perfectamente”, recordó en una conversación que sostuvimos hace algunos años.

En 1968, al fundar la Ciudad Normal Alberto Masferrer; el licenciado Gilberto Aguilar Avilés (+) mandó llamar a don Chepito para que fuera parte del selecto staff de docentes que iniciarían un cambio sustancial en la formación de docentes en ese entonces en el país.

Saúl Guirola, uno de sus compañeros más cercanos, recuerda que don Chepito no quería aceptar porque no se creía capaz de semejante tarea.

Sin embargo, desde que llegó a Ciudad Normal implementó el método de resolución de problemas, a través de guías de trabajo que elaboraba para cada experimento.

El profesor Guirola resalta la entrega de don Chepito cuando se quedaba todos los días de un mes entero trabajando con sus estudiantes en la preparación de Las Ferias de Ciencias, que por aquel tiempo eran una novedad.

Varios centenares de docentes fueron formados con esa metodología para enseñar las propiedades y comportamiento de los núcleos atómicos y el estudio de la estructura fundamental de la materia.

Luego de su jubilación, don José Jerónimo Fernández ha elaborado textos didácticos y de manera particular, hay que hacer énfasis en un proyecto que en no pocas ocasiones ha sido presentado a las autoridades de Educación, con poco o nulo éxito.

El proyecto, don Chepito lo resume así: “Se despliega la fórmula en la pizarra y de inmediato se aplica en la práctica construyendo galvanómetros, circuitos de luz y hasta pequeños motores. Maestros y alumnos aprenden juntos y construyen unos cincuenta aparatos cada año”.

El proyecto permite la aplicación de un medio centenar de leyes de física, gradualmente desarrolladas. Leyes de inducción, conservación de la energía, circuitos eléctricos, ley de Ampere, de Ohm, ley de la reactancia inductiva y capacitiva, etcétera.

Con esta propuesta se fomenta la creatividad y se preparan seguros inventores tan escasos en nuestro medio. El proyecto es muy estimulante y genera talleres de física altamente motivadores que pueden echarse a andar en el nuevo proyecto de escuela que están diseñando en el Ministerio de Educación.

En 2009, don Gilberto Aguilar Avilés escribió lo siguiente al referirse a don Chepito: “Solo su humildad es más grande que su sabiduría pedagógica y científica”.

Felicidades, maestro de maestros.

Tags:

  • docentes
  • alumnos
  • ciudad normal
  • aprendizaje

Lee también

Comentarios