Lo más visto

Más de Opinión

¿Dónde está la oposición?

Enlace copiado
Luis Laínez

Luis Laínez

Enlace copiado

Antes de encontrar a la oposición del gobierno de Nayib Bukele hay que saber primero dónde está el partido de gobierno. Si bien Bukele llegó al poder como candidato de GANA (prueba de ello es que GANA propuso a la magistrada presidente del Tribunal Supremo Electoral, TSE, en conformidad a que es el partido ganador de las elecciones preside al TSE), ese no es su partido político. Como tampoco lo es Cambio Democrático (CD), en el que estuvo inscrito brevemente, antes de que una resolución de la Sala de lo Constitucional lo dejara fuera del registro electoral. GANA, pues, se trató de una movida de urgencia. Al menos así fue el discurso oficial y así fue como Bukele llegó a ser candidato y luego, presidente de la República.

Pero aunque se haya inscrito en GANA (tuvo que hacerlo, porque es requisito legal), lo cierto es que GANA no es su partido. O, dicho de otro modo: GANA no es el partido de gobierno. No es que estemos ante un virtuoso caso de separación entre político y su partido, sino ante un caso en el que el partido que llevó al candidato a la victoria no es su partido. Solo hay un miembro de GANA en el gabinete, y es un viceministro. Pero los miembros de Nuevas Ideas, el verdadero partido del presidente Bukele, están por todos lados.

De ese modo, Nuevas Ideas es el partido de gobierno sin haber pasado por las urnas. Solo fue necesario que su líder lo hiciera y, con ello, desplazara a los dos partidos que tradicionalmente habían tenido el Ejecutivo: ARENA y el FMLN.

Es por eso que si se espera que Nuevas Ideas siga creciendo (y ahí, a la vuelta de poco más de un año tenemos elecciones de alcaldes y diputados) deba hacerlo a partir de los dos partidos tradicionales. Fue quitándoles apoyo que ganó la Presidencia. Y es así como conseguirá una Asamblea Legislativa favorable.

El presidente suele apuntar acertadamente hacia el lugar donde está la oposición. Lo hizo desde el primer momento en que puso espacio entre él y el que fuera su partido político, el FMLN, al que desnudó en todas sus carencias y contradicciones. Ahora parece ser que el turno es de ARENA.

Ninguno de los dos partidos ha podido recomponerse para ponerse a la altura del reto de ser oposición. ARENA pasó dos períodos del FMLN sin saber cómo ser oposición y estaba confiada en que sería gobierno. El presidente sí sabe dónde está su oposición. Pero los opositores no saben cómo responder.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines