Lo más visto

Más de Opinión

¡Dramático!

Enlace copiado
Ana María Herrarte - Consultora

Ana María Herrarte - Consultora

Enlace copiado

A estas alturas de mi vida prefiero no tratar en público temas que puedan resultar polémicos y no es porque no me guste la polémica, por el contrario, la considero necesaria, sino porque pienso que son muchos los que han perdido la disposición de disentir en forma respetuosa y no creo que valga la pena soportarlo.

De igual manera, debo aclarar que siempre trato de mantener una actitud positiva y optimista ante cualquier tipo de situación que me toca enfrentar.

Pese a lo anterior, no puedo evitar referirme con tristeza a un tema que puede provocar polémica. La semana pasada asistí virtualmente a la conferencia Economic Pulse 2020 presentada por FUSADES y organizada por la Cámara Americana de Comercio, en la cual se mostraron todas las cifras que demuestran la grave situación en la que se encuentra nuestro país, como resultado de la pandemia y que nos llevan "rumbo al colapso social y económico".

Los datos económicos son sumamente preocupantes: contracción anual del PIB -8.4 %. Remesas caerán -$1,000 a -$1,400 millones. Consumo de electricidad -17.3 % (al 31/05). Cotizantes AFP caen 45,569 de febrero a abril. Indicador mensual de empleo -25.9 en mayo. Índice de confianza empresarial 45.3 a mayo. Índice de confianza de consumidores 102.4 a mayo. Exportaciones -27.6 % ($837 millones), importaciones -18.1 % ($1,081 millones) ambas a junio punto a punto. Sistema bancario líquido, sólido y solvente. Crédito crece 6.0 % a mayo (849 millones). Los bancos compraron títulos -GOES $793 millones. Excedente de encaje $1,089 millones a mayo. Sin duda estos son indicadores de una recesión económica.

Los datos de empleo son igualmente desfavorables, proyección de 67.5 mil cotizantes del ISSS menos en mayo y 168.8 mil perderán su empleo informal. 1.17 millones de trabajadores en categoría de sector restringido, 42 % de la Población Económicamente Activa (PEA) privada (818 mil informales y 356.8 mil formales).

Pero lo que me parece realmente dramático es que la POBREZA aumenta de 30.9 % a 51.4 %, 1.36 millones de personas entran a la pobreza, regresamos a 1998. Solo por empleo, la POBREZA EXTREMA pasaría de 7.3 % a 19.3 %, lo que significa que de 486 mil aumentaría a 1.3 millones, o sea ¡782 mil salvadoreños más a quienes sus ingresos no les alcanzarán ni para comer!

Estoy familiarizada con estos datos de pobreza, porque siempre los uso en mis conferencias para argumentar la necesidad de que los empresarios generemos riqueza para compartir, porque cuando un empresario hace las cosas bien y gana dinero contribuye a crear fuentes de empleo y a apoyar económicamente a todos sus proveedores.

Me cuesta trabajo aceptar que en pleno siglo XXI, en la era de la inteligencia artificial, los robots, la economía digital, etcétera, la mitad de los salvadoreños sea pobre y casi una quinta parte ha tenido o tendrá que perder la mala costumbre de comer tres veces al día. Comprendo que estamos viviendo una crisis sin precedentes, pero creo que nos estamos enfocando mucho en los muertos, lo cual no es que esté mal, y nos estamos olvidando de los vivos. Todos los días hay una gráfica actualizada de los muertos por el covid-19, me gustaría que con el mismo interés hubiera uno que visibilizara a los pobres, talvez así "alguien" se decide a preparar un plan para revertir esa tendencia, sería lo justo.

Mientras tanto, invito a todos los empresarios grandes, medianos, pequeños o micro, a no darse por vencidos, a mantener su compromiso con el país de crear fuentes de empleo pensando que con ello contribuyen a llevar comida a la mesa de un salvadoreño. ¡Un retroceso de 20 años en indicadores de pobreza no puede dejarnos tranquilos!

Tags:

  • dramático
  • salvadoreños
  • pandemia
  • datos
  • pobreza
  • empresarios

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines