Lo más visto

Más de Opinión

ES: un país sobre endeudado

Enlace copiado
Claudio M. de Rosa

Claudio M. de Rosa

Enlace copiado

El Sector Público de El Salvador está sobre endeudado, por lo que no se debe seguir endeudando desproporcionadamente. Según el Banco Mundial, la deuda relativa al Producto Interno Bruto (valor en dinero de los bienes y servicios producidos por el país en un año) muestra que el más endeudado es Venezuela (80.9 %), Argentina (80.0 %), Brasil (78.0 %) y El Salvador (76.3 %): el cuarto país más endeudado de Latinoamérica en 2017. Y, eso no cambiará mayormente en 2019, cuando los préstamos ya autorizados y por aprobar suman $1,505.71.

¿Qué pasó en 10 años?

Todos los gobiernos se endeudan, pero las dos últimas administraciones manejaron las finanzas del Sector Público No Financiero (SPNF) con marcada irresponsabilidad, recurriendo a presupuestos mentirosos, algo que solo se superó en 2018. Así fue como la deuda del SPNF (excluyendo las instituciones financieras públicas) se elevó de $10,387 millones (57.7 % PIB) en mayo/2009 a $19,241 millones (73.5 % PIB) en mayo/2019. La deuda aumentó $8,854 millones en 10 años, de modo que el 85 % de la deuda actual fue contraído por los dos últimos gobiernos.

Este es uno de los mayores problemas que deberá enfrentar el actual gobierno. ¿Por qué? Porque si busca destinar más recursos para educación, salud, seguridad pública e infraestructura, no le será posible sin racionalizar los gastos, renegociar la deuda pública y estimular el crecimiento de la economía. Para esto último, deberá generar confianza para estimular la inversión nacional y atraer la extranjera, y así crear más empleos, mayor actividad económica y, por tanto, recaudar más impuestos.

Pero, la inversión extranjera en Latinoamérica ha disminuido los últimos años, tanto por menor demanda de materias primas (commodities) debido a una desaceleración de las mayores economías del mundo, como por mayor inestabilidad política y aumento del riesgo-país de muchos países de la región. Y El Salvador también lo ha vivido. Por tanto, el diálogo político, la racionalidad del gasto, y cumplir con la Ley de Responsabilidad Fiscal, serán determinantes para lograr un Acuerdo Fiscal de País y estimular la inversión.

Se debe terminar con el endeudamiento para pagar gastos corrientes, esto es como ir a comprar comida con la tarjeta de crédito. La nueva deuda debe ser solo para inversión, especialmente para infraestructura. ¿Por qué esto? Porque si se está muy endeudado se pagan más intereses.

Vea usted. El SPNF pagará en intereses alrededor de $900 millones en 2019, cuando el presupuesto para Educación es de $997 millones, Salud $668 millones, y Justicia y Seguridad Pública $426 millones.

¿Cómo enfrentar este desafío?

Tener disciplina financiera, y racionalidad, para priorizar, porque igual que en una familia, uno desearía tener todo, pero se satisface primero lo más necesario, lo demás espera. En este sentido, evitar las tentaciones, y:

1. Solo aprobar préstamos para inversión en infraestructura y en capital humano, para cerrar la brecha social; ninguno más para gasto corriente.

2. Racionalizar el gasto corriente: no más contrataciones ni aumentos salariales por un tiempo, reducir viajes y publicidad, eliminar gastos reservados, mejorar los procesos de compras para reducir costos y evitar/castigar cualquier acto de corrupción.

3. Crear confianza, para que haya más inversión privada y atraer más inversión extranjera, para generar más empleos, lograr un crecimiento económico más fuerte para tener mayores ingresos tributarios.

4. Renegociar la deuda que paga altos intereses, sobre la base de un Acuerdo Fiscal de País, que incluya los requisitos anteriores, y emitir bonos a 40-50 años plazo y menor interés.

Esto debería ser prioridad de país si se desea mejorar las condiciones de vida de todos los salvadoreños (prosperidad), para lo cual se requiere voluntad política, y un manejo disciplinado de las finanzas públicas.

Tags:

  • Sector Público
  • presupuestos
  • inversión
  • endeudamiento
  • préstamos
  • gasto corriente

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines