Lo más visto

Más de Opinión

#EScorrupción

El pasado lunes, bajo la consigna “#EScorrupción”, se llevó a cabo un acontecimiento de mucha esperanza para nuestro país, algo no visto desde el decreto 743, pues más de 25 organizaciones de distinta visión se pronunciaron enérgicamente rechazando las negociaciones oscuras llevadas a cabo en la plenaria legislativa del martes 18 del presente mes.
Enlace copiado
#EScorrupción

#EScorrupción

#EScorrupción

#EScorrupción

Enlace copiado
Es significativo que entidades de jóvenes, universidades, centros de pensamiento, organizaciones de mujeres, sindicatos y grupos de la sociedad civil que defienden la democracia, se hayan manifestado repudiando al unísono la corrupción y los pactos políticos sombríos.

Dichas negociaciones oscuras involucraron un pacto o popularmente llamado “combo legislativo”, que incluyó reformas a la Ley de Extinción de Dominio, para dejarla débil e inoperante; reformas a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones, para seguir castigando los ahorros de los trabajadores cotizantes; y reformas al Código Electoral, para regular de forma interesada las sanciones a los diputados tránsfugas. Como que si esto fuera poco, empezó a sonar muy fuerte que también se incluiría en el “combo” el reparto de la Corte de Cuentas y la reforma al sistema de pensiones que confisca los ahorros de los trabajadores, lo cual es aún un riesgo latente.

Es importante enfatizar y recordar que de acuerdo con nuestra Constitución, la soberanía reside en el pueblo y el poder público también emana del pueblo (art. 83 y 86 Cn.) y que dentro del sistema de democracia representativa que impera en el país, los diputados representan al pueblo entero (art. 25 Cn.). En virtud de lo anterior, lo que los ciudadanos esperamos es que los representantes del pueblo en la Asamblea Legislativa representen adecuadamente los intereses de los salvadoreños, legislando para el beneficio de la población y no para otros intereses, lo cual se mira como una aspiración muy lejana y hasta una utopía.

Lo sucedido en la plenaria del martes 18 de julio, en donde triunfó el debilitamiento de la lucha contra la corrupción y contra la impunidad, pone de manifiesto que no es ninguna sorpresa que de conformidad con la encuesta del IUDOP dada a conocer este año, el 87 % de los encuestados se siente nada o poco representado por los diputados, y el 80 % señala que no cree que los diputados están trabajando para resolver los grandes problemas del país.

La ciudadanía lo que quiere y demanda de sus representantes en la Asamblea Legislativa es que existan debates serios, constructivos y con visión de país; que exista transparencia en la toma de decisiones y que no haya conflictos de interés en las votaciones; que ya no se elijan funcionarios de elección de segundo grado con criterios partidistas, en donde se persigue que la institución sea controlada para que sea ineficaz; que ya no existan abusos en las dispensas de trámites, y que cesen todos los pactos y componendas en los que se olvidan de buscar el interés público.

Gracias a que todavía tenemos un sistema de división de poderes, la Sala de lo Constitucional en una resolución de seguimiento, atinadamente dejó sin efecto las reformas a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones. Por otra parte, ojalá se deroguen las reformas a la Ley de Extinción de Dominio y se impulsen unas para mejorarla; así como que se revise la reforma sobre los tránsfugas.

La sociedad civil organizada y los ciudadanos deben estar atentos para velar que no existan retrocesos en la lucha contra la corrupción y la impunidad, y hacer las denuncias por ello, tal como se hizo el pasado lunes 24 de julio bajo el lema “#EScorrupción”, y exigir a los diputados que nos representen adecuadamente.
 

Tags:

  • corrupcion
  • negociaciones
  • democracia
  • Extincion de Dominio

Lee también

Comentarios