Lo más visto

Economía naranja, pieza estratégica del desarrollo productivo

Las industrias creativas están conformadas por aquellos sectores que basan su operación en la innovación, la creatividad y la propiedad intelectual. Tienen una importancia estratégica para el desarrollo productivo.
Enlace copiado
Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Enlace copiado

Como cualquier otra industria, estos sectores desarrollan su propia cadena de valor a partir de la creación, producción, difusión, exhibición y el consumo de contenidos creativos, por lo que cada una de esas etapas requiere de actores especializados.

Esta industria se ha catalogado como parte de la llamada economía naranja, sin embargo, hoy en día se la define cada vez más como “economía creativa”. El BID la clasifica como “el grupo de actividades a través de las cuales las ideas se transforman en bienes y servicios culturales y creativos, cuyo valor está o podría estar protegido por derechos de propiedad intelectual”. Contempla tres aspectos: lo tradicional y artístico, las industrias creativas en sí y las actividades de apoyo creativo a las industrias tradicionales.

Como parte integral de la visión 2030 de este sector, el Ministerio de Economía cuenta con una hoja de ruta que aborda conjuntamente el diagnóstico del talento humano del sector videojuegos; la construcción y diseño de una ley de fomento de industrias creativas y el establecimiento de un centro de diseño para industrias creativas y TIC.

Todo a través de la atención especializada a esta industria desde el consenso sectorial, a través de mesas participativas que permiten visualizar la correlación de sus necesidades con el progreso del sector. Con miras a aprovechar al máximo el potencial de esta industria global y joven, el MINEC lanzó en 2009 los premios Pixels, un concurso para identificar, examinar y visibilizar el talento existente.

En 2012 este concurso amplió su cobertura con la creación de la categoría Pixels Pro, con fondos no reembolsables para estimular proyectos de animación digital. En 2013, el subsector de videojuegos y, en 2014, se incluye al subsector audiovisual, contribuyendo a la creación de nuevas empresas y nuevos productos con características innovadoras y tecnológicas.

En siete años de apoyo a emprendedores jóvenes, Pixels se ha convertido en una destacada plataforma para la producción, comercialización y distribución de nuevos productos, empresas y empleos. Con inversión de más de $3.7 millones, ha permitido la generación de 72 proyectos entre animaciones, videojuegos y/o audiovisuales, generado más de 1,840 empleos entre directos e indirectos, y ha estimulado el nacimiento de aproximadamente 41 empresas y estudios dedicados exclusivamente a las industrias creativas.

Esto ha contribuido a estabilizar el ciclo de producción constante de este subsector, la separación de funciones productivas y a la ‘clusterización’ de la producción local por medio del acompañamiento, las asesorías conjuntas, las capacitaciones y los talleres con fondos de producción.

Es un mecanismo que promueve y estimula escenarios de desarrollo para la comercialización de contenidos creativos en el extranjero. Así lo han demostrado los videojuegos salvadoreños colocados a través de Xbox, PS4, Steam, además de los estudios de animación que ya se encuentran facturando en Estados Unidos y Canadá y productos audiovisuales, estrenándose localmente y en el extranjero.

Como parte de la hoja de ruta para las industrias creativas hemos impulsado el programa Pixels Caps, con la finalidad de generar los conocimientos y habilidades requeridas por el mercado laboral –tanto local como internacional– para facilitar su inserción y suplir la demanda de las nacientes compañías locales.

Según el BID, las industrias creativas generaron en 2015 ingresos “de $2,250 mil millones y 29.5 millones de puestos de trabajo a escala mundial, empleando aproximadamente al 1 % de la población activa”.

El Salvador es un terreno fértil sobre el cual debemos edificar de forma estratégica el impulso para una industria sólida y competitiva en la región y en el Ministerio de Economía estamos haciendo nuestra parte.

Unámonos para crecer

Lee también

Comentarios