Educación pública: secuestrada

La educación impartida por el gobierno, a pesar de que cada día se gasta más en ella, no alcanza mejores resultados a nivel básico ni universitario. México es un ejemplo de que un mayor gasto en educación estatal no es sinónimo de una mejor educación.
Enlace copiado
Educación pública: secuestrada

Educación pública: secuestrada

Educación pública: secuestrada

Educación pública: secuestrada

Enlace copiado


La asociación Mexicanos Primero demuestra mediante varios estudios el desperdicio de los recursos educativos gastados por el gobierno. Su manipulación por sindicatos de maestros y grupos de radicales tiene secuestrada a la educación mal llamada pública, la que en realidad es estatal o gubernamental, pues la privada también es pública y ambas cuestan, ninguna es gratis para los mexicanos que pagan impuestos.

Al Sindicato de Maestros, dividido en dos vertientes, SNTE y CENTE, le interesa conservar su poder, manejar plazas y millones sin rendir cuentas, más que enseñar. El Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) utiliza a miles de maestros en labores electorales permanentes y no en dar clases. La otra vertiente, Coordinadora Nacional de la Educación de Guerrero (CNTEG), en manos de radicales de izquierda, además de recibir, al igual que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, millones de pesos sin rendir cuentas a la SEP, utiliza a sus maestros para protestas, actos violentos y difundir sus dogmas políticos. Su principal objetivo es seguir cobrando la nómina de miles de maestros que no dan clases.

La Universidad Nacional Autónoma de México con más de 330 mil alumnos pierde terreno ante las universidades privadas en la calidad de su educación, pues a sus directivos les importa más su posición política y mantener su chamba que “eficientar”, transparentar gastos y lograr una mejor educación. En el Instituto Politécnico Nacional perdieron un semestre porque una minoría de radicales, que busca el control total del Poli, impide que más de 160 mil alumnos no asistan a clases cuando ellos quieren. Ahora buscan designar directivos y programas como en la normal de Ayotzinapa.

No habrá avance educativo estructural mientras el gobierno no tenga la capacidad y decisión de rescatar la costosa educación gubernamental de manos de grupos sindicales y de activistas radicales que la tienen secuestrada.

Tags:

  • educacion
  • mexico
  • ayotzinapa
  • maestros

Lee también

Comentarios

Newsletter