Educación y medio ambiente

Enlace copiado
Óscar Rubén Zelaya Lara

Óscar Rubén Zelaya Lara

Enlace copiado

La "educación" se considera básica en prácticamente todas las actividades que se desarrollan en la vida, pero la confundimos con la "formación", por cuanto la primera está regida por pautas de conducta que se inician en el hogar, las costumbres tradicionales de convivencia, mantenimiento de limpieza física del cuerpo y del ambiente donde se desenvuelve, cuidado de plantas, de cuencas, lagos, ríos y en general el respeto y responsabilidad personal que se realizan entre los seres humanos; en tanto que la "formación" intenta enseñar conocimientos básicos, técnicos y profesionales, que le permitan a las personas realizar acciones productivas a diferentes niveles para su subsistencia futura, ambas situaciones se advierten en reuniones privadas, conferencias, entrevistas e intercambio de polémicas públicas o privadas.

Por otra parte, corresponde al Estado velar por la educación y formación de todos sus ciudadanos, dado que son estos los generadores de ideas y ejecución de trabajos de toda índole que les permita producir bienes y servicios requeridos por todas las familias y de otras empresas del país e incluso exportar para obtener divisas, necesarias en la evolución y desarrollo económico que demanda toda nación para crecer en su bienestar patrimonial, razón que urge actualizar programas de enseñanza desde el primer nivel en la niñez, muchas personas y organizaciones se han empeñado en buscar los cambios necesarios, pues los dos aspectos analizados corren de la mano en las escuelas y colegios privados y nacionales.

Al referirnos al tema de medio ambiente, es básico hacer notar que es un área no atendida con la prioridad requerida, permitiendo el lento crecimiento y dejando perder el cuido y explotación adecuada de muchas plantas nativas con altas propiedades alimenticias y medicinales, con detrimento de agudizar la pobreza, especialmente en el sector agrario, así como la conservación misma de los recursos naturales a nuestra disposición, puesto que el mayor esfuerzo se ha dedicado a atraer inversiones en plantas industriales con materias primas y materiales importados, esto significa un gran descuido del medio ambiente y para concientizar a la población salvadoreña, supuestamente se han creado un par de instituciones autónomas, pero no alcanzan a cubrir las necesidades en esta materia y recién está funcionando una "Asociación de Fomento y Conservación del Medio Ambiente" que ya está tratando de ejecutar su primer proyecto de adiestramiento en materia de fortalecer la educación y cuidado del medio ambiente en El Salvador, por lo que espera la colaboración de gobierno y empresa privada, pues se trata de una ONG sin fines de lucro y requiere de recursos para su implementación y luego continuar con proyectos de explotación de frutales que en la actualidad se desperdician hasta en más del 50 %, como son el mango, marañón, cocotero, jocote, guayaba, pitahaya, etcétera, a manera de motivación al sector inversor, pues existe gran cantidad de otras plantas y hierbas que son cortadas para abonos orgánicos, pero contienen cantidades suficientes para vitaminas y otros medicamentos que estarían destinados a los laboratorios existentes, en lugar de solicitarlos al exterior con altos costos.

Es del caso hacer notar a organismos ambientalistas la necesidad de programar planes de conservación a los valores de conservación del medio ambiente, se trate de la enseñanza por medio del Manual para Fortalecer la Educación y el Cuido del Medio Ambiente, elaborado por la Asociación "AFOCOMA" u otros manuales existentes ya sea gubernamentales o privados, lo importante es que se proceda de inmediato, para no estar llorando en unos cuantos meses o años "sobre la leche derramada" o sea la sequía y un ecosistema destruido.

Tags:

  • educación
  • formación
  • Estado
  • medio ambiente

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines