Lo más visto

¿Ejercerán ANEP y ARENA el cogobierno de las finanzas públicas y de la economía?

Al no haber hecho la tarea en sus dos primeros años, el gobierno perdió la conducción de las finanzas públicas y de la economía en sus últimos tres, teniendo en adelante que compartirla.
Enlace copiado
¿Ejercerán ANEP y ARENA el cogobierno de las finanzas públicas y de la economía?

¿Ejercerán ANEP y ARENA el cogobierno de las finanzas públicas y de la economía?

¿Ejercerán ANEP y ARENA el cogobierno de las finanzas públicas y de la economía?

¿Ejercerán ANEP y ARENA el cogobierno de las finanzas públicas y de la economía?

Enlace copiado
Ni el gobierno ni su partido se han dado cuenta todavía de que al no haber hecho la tarea en sus dos primeros años, perdieron la conducción de las finanzas públicas y de la economía en sus últimos tres. Desde ahora hasta el final de su mandato deberán compartirla con ANEP/ARENA. Pero a estos tampoco les ha “caído el 20” que este cogobierno es el desafío que tienen enfrente, debiendo asumirlo con la mayor responsabilidad.

El virtual cese de pagos de las obligaciones nacionales e internacionales del Gobierno a partir del próximo mes, el inicio del cese de desembolsos de créditos para proyectos en ejecución y la perspectiva de negación de nuevos créditos para proyectos diversos en los organismos multilaterales financieros llevaron al presidente de la República a referirse a la altísima deuda pública como “amenaza que tenemos que resolver”, y llamó a trabajar “por un acuerdo que permita un ajuste fiscal”.

Pero el acuerdo deberá ir mucho más allá de un ajuste fiscal en el sentido estricto, pues conllevará acuerdos con ANEP/ARENA por un lado, y con el

Fondo Monetario Internacional (FMI) por el otro sobre aquellos siete aspectos de los que depende un ajuste exitoso y la sostenibilidad misma de la deuda pública: 1. Contratación (de emergencia) de deuda de mediano y largo plazo para pago de LETES y otras obligaciones con acreedores nacionales e internacionales, evitando el “default” y sus consecuencias, estabilizando las finanzas públicas para poder diseñar y negociar su solución integral. Esta constituye la principal palanca negociadora de ARENA para la negociación de los siguientes puntos; 2. Ley de responsabilidad fiscal con condicionalidades de estricto monitoreo y cumplimiento; 3. Aumento de ingresos (impuestos) y recortes de gastos y subsidios en el diseño y la ejecución presupuestaria en los próximos tres años; 4. Aumento diferenciado del IVA y medidas compensatorias a familias de menores ingresos; 5. Reforma fiscal integral priorizando la reducción de la evasión y elusión fiscal y el impuesto predial; 6. Reforma al sistema de pensiones; 7. Estrategia de competitividad y crecimiento priorizando la creación de confianza y el impulso de los grandes proyectos estratégicos para la transformación y el alto crecimiento de la economía.

“Es un ajuste fuerte”, afirmó Mario Garza, del FMI, y agregó que la corrección fiscal pasa por reducir los gastos, aumentar los ingresos y atraer mayor inversión.

Pero ARENA tiene tres problemas/desafíos: 1. Está concentrado hasta septiembre en la organización de la elección de su dirigencia, sin priorizar, enfocarse y asumir su responsabilidad respecto de la superación estratégica de la crisis fiscal; 2. Podría presionar por un ajuste más radical que maximice los costos políticos para el FMLN en las próximas elecciones legislativas, municipales (2018) y presidenciales (2019) sin tener la responsabilidad formal del ejercicio del gobierno y el pago de los costos políticos del ajuste; y 3. Podría evitar el impulso de un plan de inversión y crecimiento que, junto con los resultados del plan especial de seguridad, intentaría capitalizar el FMLN en dichas elecciones.

FUSADES y ANEP deberían tomar la iniciativa de formulación de la estrategia y políticas correspondientes, y junto con los grandes empresarios del Consejo para el Crecimiento y el FMI persuadir a ARENA de asumir dichos desafíos de una forma madura y balanceada con perspectiva de país.

Pareciera que es ARENA y no el FMLN el que tiene ahora “la sartén por el mango”. Su capacidad de incidencia y poder es mucho mayor de lo que se imagina, pudiendo, si así lo decidiera, ejercer el cogobierno de las finanzas públicas y de la economía. Pero todo indica que todavía no ha caído en la cuenta, y que sus divisiones internas por el poder no le han permitido asumir todavía la responsabilidad principal que tiene frente a la crisis fiscal que enfrentamos, principal problema de la nación.

El diseño y la ejecución de semejante plan de siete puntos deberán ser liderados por un nuevo ministro de Hacienda que les dé confianza a las principales instituciones nacionales involucradas, a los organismos multilaterales internacionales, a los mercados y a la ciudadanía. Y también en este punto convendrá que su elección sea consensuada. En mi opinión, hay al menos dos profesionales que reúnen el perfil para semejante responsabilidad.

Estamos frente a una crisis de grandes proporciones que debe ser enfrentada integralmente, de manera inmediata y por etapas, desde lo más urgente hasta lo más complejo. En las decisiones deben minimizarse los cálculos políticos para las próximas elecciones y priorizarse el interés nacional. ANEP y ARENA deben responder al llamado del presidente y asumir plenamente sus responsabilidades.

Tags:

  • finanzas
  • fmi
  • gobierno
  • anep
  • fusades
  • crisis fiscal
  • economia

Lee también

Comentarios