Lo más visto

Más de Opinión

El 28 de febrero de 2021 se abrirá otro capítulo de esta nueva fase de nuestra evolución democrática en marcha

En los meses más recientes prácticamente todas las energías se han malgastado en dar golpes de efecto, con las consecuencias de desperdicio y de inutilización que están a la vista.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Está por llegar la fecha en que se dará el primer evento electoral dentro del calendario de la Administración que tomó posesión el 1 de junio de 2019. En esta oportunidad hay novedades en perspectiva, no sólo porque se dará una recomposición muy previsible de las fuerzas legislativas y municipales, sino porque se abren perspectivas dentro del esquema político, que no volverá a ser el mismo de aquí en adelante. No hay duda de que las elecciones presidenciales de 2019 cerraron una fase política y abrieron otra, e independientemente de lo que venga, lo que sí se puede afirmar sin duda es que habrá que hacer significativos esfuerzos no sólo para apuntarle hacia una nueva normalidad sino también para consolidar progresivamente el avance hacia el progreso nacional.

La principal expectativa se refiere a la recomposición de las fuerzas políticas en especial dentro del Órgano Legislativo, sobre todo porque es en las pugnas entre el Ejecutivo, el Legislativo y la Sala de lo Constitucional donde se han dado los más relevantes y agudos roces, los cuales en vez de decrecer se han venido intensificando de manera progresiva. Ahora habrá que esperar la reacción electoral de la ciudadanía, que en términos generales se ha venido comportando de manera responsable, sin generar desbalances de poder, sino por el contrario, impulsando un equilibrio muy favorable al desempeño de la lógica democrática.

Lo que provoca más incertidumbre es la posibilidad de que una sola fuerza, o ella con sus aliados, pueda llegar a controlar la mayoría dentro de la Asamblea, aunque sea una mayoría simple, porque eso podría abrirle las puertas a cualquier tipo de control, sobre todo porque hay temas y puntos estructurales sobre el tapete, sobre todo una eventual reforma constitucional, de la que se viene hablando con insistencia que desde luego no es inocente ni casual. Lo que habría que evitar es que el ambiente se complique innecesariamente, porque ya tenemos suficientes cuestiones complicadas sobre el tapete.

Tenemos confianza en la sensatez básica de la ciudadanía, que hasta la fecha en ningún momento o circunstancia ha tomado ninguna decisión desatinada, aunque la frustración ante las decisiones y los movimientos desde el poder hayan dado pauta para ello. Tenemos confianza en que esta forma de proceder seguirá manteniéndose en el curso del tiempo, porque de ella depende en gran medida que haya previsibilidad y estabilidad suficientes para asegurar que la solidez del sistema esté en buena forma, y así pueda mantenerse cualesquiera fueren los retos que vaya presentando el fenómeno real.

Lo que ha faltado, y tendrá que darse para que toda la dinámica se nivele de manera convincente y razonable, es que dejemos de estar inmersos en la manía de improvisar cada vez que se presenta alguna contingencia, de la naturaleza que sea, porque eso obstruye todos los accesos a las buenas prácticas y hace que cualquier cosa se haga posible. En los meses más recientes prácticamente todas las energías se han malgastado en dar golpes de efecto, con las consecuencias de desperdicio y de inutilización que están a la vista. Habría que insistir en esto sin cansarse de hacerlo, porque es algo de lo que todos sacamos perjuicios injustificables.

Confiamos en que lo que hemos experimentado en los meses anteriores nos llevará a integrar voluntades para sacar lecciones que nos conduzcan a todos por la buena ruta, que es la de la inteligencia para que el país salga adelante.

A esto hay que seguirle la pista paso a paso, para no dejar ningún cabo suelto. La pandemia ha contribuido a abrirnos más los ojos, y ese es el mejor aporte de este momento a nuestro futuro.

Tags:

  • 28 de febrero
  • evolución
  • consecuencias
  • Legislativo
  • sensatez
  • improvisar

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines