El Acuerdo n.º 216... ¿se cumple?

Hay 12 normas técnicas sanitarias para la autorización y control de establecimientos alimentarios. Están en el Acuerdo n.º 216 del año 2004. Y están sujetos a Norma Técnica de requisitos sanitarios las personas naturales y jurídicas que producen, fabrican, almacenan, distribuyen, expenden y transporten alimentos.
Enlace copiado
El Acuerdo n.º 216... ¿se cumple?

El Acuerdo n.º 216... ¿se cumple?

El Acuerdo n.º 216... ¿se cumple?

El Acuerdo n.º 216... ¿se cumple?

Enlace copiado
La falta de empleo y el elevado costo de la vida estimulan la iniciativa para enfrentarlos. Muchos continúan con decisión de emigrar y adoptar la estrategia de remesas familiares mientras el Plan de la Alianza para prosperidad del Triángulo Norte da frutos.

La crisis económica impacta el ordenamiento urbano con el incontrolable comercio informal. Muchos son emprendimiento de garaje y lamentablemente nuestro emprendimiento de garaje no es de la calidad de Steve Jobs, el creador de Apple. El emprendimiento de garaje que estamos viviendo es el emprendimiento de pupuserías y comedores en zonas residenciales de clase media. En Sta. Tecla, la 17.ª avenida norte, la conexión a la carretera al Boquerón, se ha transformado en el “bulevar de la pupusa”, con comedores y farmacias. La perfecta combinación. Las pocas residencias que quedan sufren las implicaciones porque nadie tiene el parqueo “exigido por la ley”. Ahora que el recuento de votos motiva hablar de legalidad, hay que recordarles a los legisladores que leyes hay para todo y que nadie las cumple. Es la tragedia.

¿Quién quiera puede transformar su casa de habitación en pupusería o comedor? El Código de Salud establece en el artículo 83 y el 86 que el “Ministerio de Salud emitirá las normas necesarias para determinar las condiciones esenciales que deben tener los alimentos y bebidas destinadas al consumo público y las de los locales y lugares en que se produzcan, fabriquen, envasen, almacenen, distribuyan o expendan dichos artículos así como de los medios de transporte”. Establece que “por sí o por medio de sus delegados tendrá a su cargo la supervisión del cumplimiento de las normas sobre alimentos y bebidas destinadas al consumo de la población”. Los medicamentos han tenido a todos ocupados. ¿Y la salud? Hay que preguntar porque la salud empieza por los alimentos y no se necesitan 19 años de escolaridad para saberlo.

Hay 12 normas técnicas sanitarias para la autorización y control de establecimientos alimentarios. Están en el Acuerdo n.º 216 del año 2004. Y están sujetos a Norma Técnica de requisitos sanitarios las personas naturales y jurídicas que producen, fabrican, almacenan, distribuyen, expenden y transporten alimentos. Y el Acuerdo incluye normas para los que fabrican alimentos y bebidas procesadas; procesan artesanalmente lácteos; elaboran pan artesanalmente; envasan aceite; dan servicios de alimentos en restaurantes; venden alimentos en supermercados; tienen bodegas secas para alimentos; tienen cuartos fríos para alimentos; transportan alimentos perecederos o transportan alimentos no perecederos. Con esto el Ministerio de Salud seguramente quiere cumplir con el mandato constitucional del Estado: asegurar el goce de la salud. ¿Es efectivo?

La norma para la autorización y control de comedores y pupuserías es la n.º 008.2004.A. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social es el que debe vigilar el cumplimiento y son los directores de las Regiones del Sistema de Salud Integral y los directores de las unidades de salud del área geográfica de influencia los responsables de verificar del cumplimiento y proceder legalmente. ¿Lo hacen? ¿A cuántos autorizan anualmente? ¿Cuántos tienen amonestación? ¿Cuántos cierran? Solo con datos e información se puede comprobar que efectivamente “cuidan de la salud del pueblo”.

La Norma Técnica incluye ubicación y alrededores, instalaciones físicas, iluminación, ventilación, agua, manejo y disposición de desechos líquidos y sólidos, instalaciones sanitarias, limpieza y desinfección en el área de procesamiento y equipo, control de insectos y roedores; salud del manipulador, capacitación, hábitos higiénicos en el trabajo, presentación e higiene personal; preparación de los alimentos, servicio de los alimentos, conservación de alimentos y manejo de sustancias químicas. Y ¿para qué sirve todo esto? ¿Para justificar la burocracia? Seguramente si hicieran su tarea el emprendimiento de garaje se reduciría.

Sobre el agua, que es un recurso escaso, la norma establece que debe tener “suficiente” agua potable. En un negocio con 40 personas por garaje ¿qué significa esto? Detalla “si se abastece con cisterna debe lavarse cada seis meses con cloro de 100 MG/Litro al 70 %”. ¿Cómo lo comprueban? Y exige “tener sistema de tubería para eliminar las aguas servidas para evitar que se arrojen desperdicios a la canaleta de aguas lluvias para evitar contaminación de los alimentos y tapar las canaletas”. En una zona residencial, con un promedio de 5 personas por unidad habitacional, ¿es posible cumplir estos requisitos? ¡La burocracia es atrevida!

Tags:

  • empleo
  • santa tecla
  • triangulo norte
  • alimentos

Lee también

Comentarios

Newsletter