Lo más visto

Más de Opinión

El CNSCC visita INJUVE

Enlace copiado
Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

La semana anterior el CNSCC visitó la sede del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) en Zacamil, para conocer en persona una de las sedes del programa que trata con jóvenes en riesgo de ingresar a pandillas. Por definición, prevención es la medida más efectiva en el combate a la violencia pandilleril y cuando está dirigida a jóvenes en diferentes niveles de riesgo, es justamente lo que el manual de combate a la violencia pone por delante como una de las estrategias más importantes.

La ejecución de sus programas es coordinada por la institución y es ejecutada en conjunto con el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, la Comisión Nacional de la Micro y la Pequeña Empresa (CONAMYPE), el Instituto de Formación Técnica y Profesional (INSAFORP), el Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA) y otras instituciones de formación, además se articula con diferentes instituciones del Gobierno Central que desarrollan intervenciones según su competencia, experiencia y cobertura territorial.

Esta es mucha de la esencia del Plan El Salvador Seguro (PES), la utilización coordinada y pertinente de todas las infancias del Estado dentro de sus competencias para ejecutar lo que corresponda.

Entre sus programas destaca Jóvenes con Todo, dedicado a la obtención de empleos y crear condiciones de empleabilidad juvenil. Recluta jóvenes en vulnerabilidad, los trae a los centros para enseñarles diferentes disciplinas, desde leer a dinámicas positivas y productivas sobre el desarrollo comunitario y el empoderamiento de la familia. Una vez que califican para ingresar, reciben una beca para estudiar y un viático que cubre pasaje y comida, este fue sometido a prueba y se determinó necesario, los que lo tenían y eran asistentes regulares y entusiastas, cuando no lo recibían dejaban de llegar... su situación precaria no les daba para pasaje y comida, es diferenciado de acuerdo con la precariedad.

El componente que tiene mayor demanda es el de Empleabilidad, que ofrece reinserción educativa, formación técnica, profesional y superior además de pasantías. Algunas de las enseñanzas se imparten en INJUVE, a otros los capacitan entidades aliadas al programa, por ejemplo el ITCA que es muy codiciado porque abre puertas para empleo.

A dos años y medio de su inicio, el programa ha atendido a unos 100 mil jóvenes, ampliando su cobertura territorial y creando agenda de trabajo con juventudes, establece articulación de trabajo con instituciones coejecutoras y otros socios de nivel estratégico.

El financiamiento de INJUVE ha provenido del Fondo General de la Nación, del Fondo de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana, del Fondo FANTEL y donaciones de FOCAP, PACSES, BCIE, Gran Ducado de Luxemburgo, AECID y la Unión Europea.

INJUVE ha crecido en medio de controversia, según me dijo una joven que trabaja en instituciones aliadas, la PNC y el Ejército la estigmatizaron en su momento al ver jóvenes por su vestir "raro" o por su peinado, aunque no eran pandilleros. De igual manera ha sido señalada por políticos de "indoctrinar" y de enviar obligados a participantes a las marchas contra la "privatización del agua" y al lleno del estadio que logró el FMLN.

Puede haber algo de esto, no creo que como política central. Si sucedió y de esos 100 mil jóvenes que han pasado por el programa, la tercera parte no ingresó a pandillas por el programa, su rentabilidad social es altísima, vale la pena.

El llamado es a replicar el programa y hacerlo mucho mayor, convertirlo en política de Estado, gobierno tras gobierno. Su valor es esencial en el combate a la violencia.

Tags:

  • INJUVE
  • prevención
  • Plan El Salvador Seguro
  • jóvenes
  • reinserción

Lee también

Comentarios