Lo más visto

El FMLN de ayer y de hoy

El FMLN es partido político, que nació por la fuerza de las armas, dentro de un conflicto mundial; se ha establecido hoy, localmente, en forma democrática partidaria. Sin embargo, luego de leer el libro “Complot contra Colombia”, escrito por el coronel Luis Alberto Villamarín Pulido (colombiano), precisamente en el Capítulo VII, se muestra un FMLN actual y clandestino, como parte del Gobierno salvadoreño, colaborando con el terrorismo internacional y que ofrece sus cuadros, formados en Vietnam, para pelear en la guerra colombiana. Esto obliga a pensar en el triple papel del FMLN, en cuanto a la vida salvadoreña: a) terrorismo activo, b) unidad económica y c) partido político; siendo no obstante dichos tres roles, incompatibles entre sí.
Enlace copiado
El FMLN de ayer y de hoy

El FMLN de ayer y de hoy

El FMLN de ayer y de hoy

El FMLN de ayer y de hoy

El FMLN de ayer y de hoy

El FMLN de ayer y de hoy

Enlace copiado
Hay desde 2001 una intensa relación entre el FMLN y las FARC, en la que sobresalen los nombres de José Luis Merino y Héctor Acevedo; este último, diputado del FMLN y alto dirigente del partido, pero de un bajo perfil público. Fueron ambos, investigados por sus nexos con el narcotráfico, tráfico de armas y apoyo logístico al terrorismo internacional, desde la gestión del fiscal Félix Garrid Safie Parada, sin que prosperasen tales investigaciones, posiblemente por las mismas tramas políticas descritas en dicho libro y, aún hoy, se desestiman tales acusaciones, por considerarlas “políticas”.

Llama sin embargo, poderosamente la atención, la actitud de la oposición política salvadoreña: pese a decirse oposición, coinciden en muchos conceptos con el Gobierno, especialmente en desestimar los actos de corrupción, narcoterrorismo y relaciones encubiertas con organizaciones terroristas. Además, débil oposición a la actual política internacional de apoyo al tiránico Gobierno de Venezuela.

La información incautada a los computadores de Raúl Reyes deja al descubierto que el FMLN suministró la inteligencia a las FARC, sobre objetivos económicos en Panamá, para ejecutar conjuntamente y repartirse después las “utilidades” que, al final, servirían para la campaña presidencial de Jorge Schafik Hándal Hándal. Hasta la fecha, no se ha investigado ese financiamiento, ni tampoco el financiamiento de la campaña de Mauricio Funes, en cuanto a los cien millones enviados por el Gobierno venezolano a El Salvador, en donde según la oposición venezolana, se entregaron cien millones y se utilizaron solo setenta; los otros treinta millones se perdieron en manos de la alta dirigencia del FMLN, sobre todo, diputados, quienes usaron su inmunidad parlamentaria para introducir dicho dinero.

La propuesta de las FARC al FMLN llena el perfil del secuestro de la colombiana Daniela del Carmen Vanegas McLaughlin y del salvadoreño Andrés Suster. Además, hubo un aumento de secuestros de alto perfil en Panamá, entre los años 2003 a 2007. Hoy, muchos de los ofendidos en El Salvador y Colombia han tenido públicamente que mostrarse conciliadores con sus verdugos, por la posición de poder que estos poseen hoy, pero no es razón para que, políticamente, no se les señale, pues son siempre un peligro para el sistema democrático.

Un Gobierno que utiliza la legitimidad de un Estado soberano, para encubrir las acciones ilícitas que lo ligan con el narcoterrorismo internacional, deja mucho que decir de sus objetivos como Estado y, más aún, cuando su oposición calla. Esta incapacidad de la oposición, de ejercer su papel de tal, ha alejado de la política al ciudadano, que no se siente representado.

Esas relaciones internacionales del FMLN también afectan a los salvadoreños, pues explican la complacencia del Gobierno con las pandillas y otros grupos delincuenciales, que ya son una amenaza a la Seguridad Nacional de otros Estados e imposible es que haya una lucha democrática interna limpia, con quien es narcoterrorista, Gobierno y agente económico, todo en una misma entidad.
 

Tags:

  • FMLN
  • FARC
  • pandillas
  • secuestros

Lee también

Comentarios