El FMLN ¿del éxito al fracaso?

Los 20 meses que le quedan de gobierno y el escenario político nacional e internacional le son adversos.

Enlace copiado
El FMLN ¿del éxito al fracaso?

El FMLN ¿del éxito al fracaso?

Enlace copiado

Internacionalmente el FMLN es considerado una de las organizaciones guerrilleras más exitosas de la historia latinoamericana y mundial, independientemente de la opinión que cada uno tenga sobre dicha organización política y la evidencia que su naturaleza es muy diferente de la que condujo la guerra y los acuerdos de paz. Dos décadas liderando la oposición y una en el gobierno, los escenarios de corto y mediano plazo acumulan ahora muchas evidencias que el FMLN se dirige al fracaso.

Al analizar medio siglo de su existencia desde el inicio de sus primeros núcleos organizados sin recursos y en la clandestinidad en la segunda mitad de la década de los sesenta, hasta su ejercicio del gobierno y del poder en la última década, su éxito ha sido considerable. En el trabajo político organizativo, en su desarrollo político-militar y su capacidad insurgente, en la negociación de la paz democrática, en la reconversión en partido político participando en los procesos políticos y electorales, en primer partido de la oposición y en las victorias electorales que lo condujo al gobierno en dos ocasiones consecutivas, el FMLN tiene una acumulación de muchos más triunfos que fracasos.

Pero todo comenzó a cambiar al ganar y participar en el primer gobierno de izquierda electo democráticamente, y particularmente, en la conducción de su propio gobierno en los últimos tres años. Los 20 meses que le quedan de gobierno y el escenario político nacional e internacional le son adversos.

Aunque pueden identificarse algunos logros en el área de seguridad en los últimos 20 meses, reduciendo el número de homicidios en más del 20 %, y recuperando el control del territorio en varios municipios, todavía El Salvador disputa los primeros lugares en el mundo, estando muy distante de sostener y consolidar la derrota de las pandillas y el crimen organizado. Las acusaciones documentadas de ejecuciones sumarias y graves violaciones a los derechos humanos en organizaciones internacionales especializadas y la militarización de la seguridad pública no solo debilitan y deslegitiman el trabajo de las instituciones de seguridad del Estado, sino que reflejan ineficacia en la acción represiva.

Un año y medio después de la declaración del presidente de la gravedad de las finanzas públicas, no se ha logrado un acuerdo fiscal con la oposición con el apoyo de los organismos multilaterales financieros, perdiendo el gobierno 3 valiosos años y estando ahora forzado a implementar un ajuste fiscal más radical. Con considerables pérdidas de competitividad, un bajo crecimiento de mediano plazo (2 %), una deuda pública que –con la actualización de las cuentas nacionales– ya supera el 70 % del PIB, un severo deterioro de las calificaciones de riesgo ahora con bonos calificados de “basura” después del “impago selectivo”, ausencia de reforma fiscal y reforma provisional, con requerimientos de financiamiento mayores de 2 mil millones de dólares para finalizar su gobierno, y un ajuste fiscal desordenado que ya comenzó en que anunciará próximamente nuevos recortes de subsidios y gastos en remuneraciones, y un aumento del IVA de 2 puntos.

Con estas medidas, la opinión de la gente se deteriora aún más con consecuencias directas en las preferencias electorales. Hace un año, la mitad de la gente aplazó la gestión del presidente y tres cuartas partes consideraron el “rumbo equivocado” pero todavía liderando el FMLN las preferencias. Ahora, según la última encuesta de LPG Datos, solo 30.8 % aprueba su gestión y 60.4 % la desaprueba, mientras 81.4 % opina que el país va por el rumbo incorrecto. De los inclinados a votar en las elecciones (46 % para diputados y 61 % para alcaldes), 33.4 % votaría por ARENA en febrero y el 19.5 % en agosto, y 20 y 13.6 % respectivamente por el FMLN. Para alcaldes, ARENA lidera la intención de voto con 24.8 % sobre el FMLN con 18.7 %, mientras en el Área Metropolitana de San Salvador el FMLN recoge el 25.5 % de las intenciones frente al 22.7 % de ARENA que ha demostrado una gran incapacidad de capitalizar el enorme desgaste acumulativo del gobierno del FMLN. La ruptura con Nayib Bukele tendrá efectos negativos en los resultados electorales en la alcaldía de San Salvador y en los diputados, y sin lugar a dudas en la elección presidencial en que el FMLN participará sin su mejor carta electoral, la única que podría haber contrarrestado su debacle en las percepciones ciudadanas.

En el plano internacional, del eje del ALBA solo queda Nicaragua y Bolivia con Venezuela con su ilegal gobierno impuesto por la fuerza y la represión, ahora en su fase terminal quebrado financieramente y aislado internacionalmente. Mientras en Washington avanzan las investigaciones y la estructuración de consensos bipartisanos sobre las instituciones, organizaciones y personas en Caracas, Managua y San Salvador involucradas en blanqueos de billonarios recursos financieros provenientes de operaciones ilícitas a nivel internacional, que involucrarían a algunos de sus dirigentes, con consecuencias directas en juicios diversos y en la recomposición del poder.

Medio siglo de lucha y considerables éxitos, para concluir en semejante balance de una década de gobierno...

Lee también

Comentarios

Newsletter