Lo más visto

El MINSAL y las comidas en los centros de estudio

Enlace copiado
Enlace copiado

A principios de este año, la Asamblea Legislativa aprobó las regulaciones sugeridas por el Ministerio de Salud, para “dizque” una mejor nutrición en todos los estudiantes de escuelas públicas y colegios privados en todo el país, las cuales se empezarán a implementar el otro año. Lo que no tomó en cuenta el MINSAL y algunos diputados (recordemos que ellos juegan a ser “políticos”, asalariados y no piensan como empresarios) son los siguientes puntos: 1- Al no vender las golosinas, sodas, pupusas y productos tradicionales, muchos cafetines bajarán significativamente sus ganancias. 2- Las empresas no pierden, el costo se lo trasladarán al consumidor final en diferentes lugares. 3- La mayoría de los salvadoreños no son partidarios de comidas sanas (vegetales, frutas, trigo), mucho menos los jóvenes. 4- ¿Creen ustedes que al llegar a sus casas, y los fines de semana no se las desquitarán y seguramente quizás consumiendo más cantidades, o las llevarán a sus colegios y escuelas? Siempre se ha dicho que los adultos y los padres de familia deben de dar el ejemplo a sus hijos. En este punto ¿acaso no están muchos “ministros (as)”, “diputados (as)” y otros “funcionarios”, tan gordinflones –las disculpas, “hermosos (as)”, para no dañar susceptibilidades–, que ya no caben en sus sillas y les cuesta caminar y subir las gradas?, ¿por qué no aplican esta disposición en sus ministerios, en sus casas y en sus familias? Actúen como personas pensantes en promulgar leyes que beneficien al pueblo, y que contribuyan a la economía. Y estas disposiciones ¿a quiénes van a beneficiar?

Lee también

Comentarios