Lo más visto

Más de Opinión

El Mecanismo...

No es un artículo sobre la serie de Netflix, creada por José Padilha y Elena Soárez, que describe el infame robo de Brasil "Lava Jato", aunque recomendamos que la vea, vale la pena...; pero tratamos un tema similar: Cómo se roba o lava dinero desde los aparatos de inteligencia y publicidad de los gobiernos.

Enlace copiado
Óscar Picardo Joao

Óscar Picardo Joao

Enlace copiado

Los organismos de inteligencia estatales –CIA, KGB, MI6, CNI, Mossad, etcétera– son unidades dedicadas a obtener información para salvaguardar la seguridad nacional; dependiendo de la complejidad geopolítica o del entramado regional y local, las operaciones y procedimientos de estos entes se realiza con sigilo, espionaje y otras tácticas alternativas para obtener datos –escuchas telefónicas, pagos a informantes, infiltrados, encubiertos, seguimientos, etcétera–. Para muchos países amenazados por el terrorismo la inteligencia es crucial; para otras naciones, es un simple medio de control del crimen organizado y de espionaje comercial; y para la mayoría –del tercer mundo– es una estrategia de chantaje político y oportunidad de lavar o robar dinero.

Desde la llanura ciudadana, nos imaginamos que en nuestro medio la policía debe contar con una unidad de inteligencia ciertamente justificada para conocer el pensamiento criminal local, común, organizado e internacional (bandas, narcotráfico, pandillas, etcétera); posiblemente también las Fuerzas Armadas tengan su unidad –aunque no nos imaginamos para qué...– y sabemos que Casa Presidencial cuenta con el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), quienes realizan complejas operaciones de inteligencia para: a) saber cuándo y desde qué lugar se realizarán las marchas hacia casa presidencial; b) grabar y transcribir todas las entrevistas de radio y TV, para conocer quiénes están conmigo y quienes contra mí; c) seguir a algún personaje político, sindical o empresario de la vida nacional para tener un registro de los bares, prostíbulos y otros antros que frecuenta; d) identificar qué está pensando o planificado la oposición; y e) no se me ocurre otra cosa...

Parece que la inteligencia gubernamental nos cuesta muchos millones de dólares, y estos gastos como es de imaginar son "reservados"; son como un barril sin fondo, al que se le mete dinero y se saca dinero sin mayores controles.

Igual sucede con la publicidad y las comunicaciones gubernamentales...; cada gobierno que hemos tenido, lo primero que hace es montar una pseudo-agencia de comunicaciones, marketing y propaganda; que controla, vigila y decide el gasto de comunicaciones de todo el aparato gubernamental (que no es poca cosa). Esta agencia –con otras privadas asociadas– a través de la pauta premia y castiga a los medios de comunicación afines o enemigos del gobierno, y tiene la capacidad de producir anuncios o spot para prensa, radio, TV y medios digitales, y a la vez, el mandato de amplificar y modificar los costos de producción para inflar el presupuesto –ya que son recursos intangibles y "artísticos"– y así robar a lo loco.

Todos los gastos gubernamentales –reservados y no reservados– provienen de los impuestos que pagamos los ciudadanos, y si bien fuera justificable mantener en secreto algunos rubros mínimos, sería imprescindible que estos sean sometidos a auditoría. No puede ser que el sinvergüenza de turno haga lo que le dé la gana y pueda disponer a discreción de dinero para gastar o robar sin ningún control bajo las premisas de "Seguridad Nacional", premiar amigos, pagar sobresueldos o de diseñar campañas mediáticas a costos inverosímiles.

Muchos presidentes en campaña han prometido acabar con las partidas secretas o trasparentar los gastos reservados; pero cuando llegan al poder descubren lo importante que es ese juguete y todo sigue igual; veamos qué sigue en este quinquenio. Parafraseando a Balzac concluimos: "Detrás de cada fortuna de un político siempre hay un delito".

Tags:

  • aparatos de inteligencia
  • OIE
  • comunicaciones
  • gastos gubernamentales
  • partidas secretas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines