El Paseo Escalón necesita eficiente solución vial

Recientemente el viceministro de Transporte afirmó en programa televisivo que colocará barrera física (“supersapos”) al centro del Paseo Escalón para evitar giros izquierdos y agilizar el tráfico en esa vía que quedaría con 4 carriles anchos. Tal medida no solo es onerosa sino técnicamente contraindicada según la Ingeniería de Tránsito y, dado el uso actual de la vía, va a dañar a todos: conductores, usuarios y propietarios de negocios allí ubicados.

Enlace copiado
Enlace copiado

A continuación planteo de manera resumida una solución de menor costo, más eficiente y que beneficia a todos los involucrados. Ahora lo hago de manera pública pues en 2009 la hice en privado y escrita al actual viceministro. Al hacer una evaluación ingenieril con supuestos matemáticos de las dos opciones, en una escala de 0 (peor) a 10 (mejor), la del VMT tendría una nota menor de 3 y la aquí propuesta podría exceder 8. Disculpen la autocalificación, que puede lucir mal, pero en Ingeniería tal cosa es valedera e incluso necesaria para analizar costo-beneficio de un diseño.

Esta es mi propuesta razonada: el Paseo Escalón mide 2,450 metros entre Plaza Las Américas y Redondel Masferrer y tiene 15 metros de rodaje (entre cunetas). Técnicamente y bajo criterio ingenieril (lograr lo máximo invirtiendo lo mínimo) deberían señalizarse 2,250 metros con cinco carriles: dos de 3.25 m en ambas orillas; 2 de 3.00 m al interior y uno central de 2.50 m con línea amarilla en ambos lados, con obstáculo y señal obligada de cruce izquierdo.

En los carriles externos circularían vehículos anchos y lentos (camiones, buses, etcétera) más los autos al cruce derecho; en los dos interiores los vehículos livianos que, con semáforos bien sincronizados, más que triplicarían el flujo actual. En el carril central circularían a mínima velocidad o estarían detenidos eventualmente los que necesiten cruzar izquierdo para acceder a sus destinos o negocios allí localizados. Reglamentariamente los que intenten cruzar izquierdo respetarán el derecho de los que circulan recto en los dos carriles opuestos; el rojo del semáforo cercano facilitará el giro de los del carril central. Será necesario hacer tres bahías para los buses pues ya hay una al sur, entre 77 y 79 avenidas. Alguna vigilancia policial estricta será necesaria al inicio operacional del nuevo diseño.

Allí cerca, al sur del Redondel Masferrer, hay carriles de circulación de menos de 2.40 m de ancho, igual en bulevar Santa Elena existen de giro izquierdo con menos de 2.30 m, e igual ocurre en otros sitios sin que se tengan problemas o colisiones de ningún tipo. Este diseño propuesto se usa con éxito en vías comerciales de muchas ciudades del mundo y solo requiere señalización horizontal (pintura en piso) y funcional programación de los semáforos existentes.

Espero que haya alguna mente receptiva, positiva y con capacidad de decisión dentro del MOP para analizar y atender esta solución en beneficio de todos y con un sustancial ahorro económico. Si esta propuesta no es atendida, los habitantes del AMSS debemos prepararnos para lo peor en cuanto a movilización aunque el actual gobierno está promoviendo una política racional sobre este tema. La elemental lógica también obliga a atender la opinión organizada de los propietarios de negocios en esa importante vía donde ya no existe infraestructura de vivienda. Por favor, reflexionemos antes de cometer un error más en las obras viales.

Lee también

Comentarios

Newsletter