Lo más visto

Más de Opinión

El Salvador 2020, ¿hacia dónde nos proponemos llegar?

Leí un artículo en el New York Times relacionado con la forma en cómo se puede reinventar un país, y hace un par de meses redacté una columna bajo el mismo tema, por lo que me despertó el interés en enfocar la reflexión hacia el rumbo hacia donde los salvadoreños nos propondremos llegar al final de 2020. Es un pensamiento de poner la meta primero y después establecer las estrategias y acciones de cómo llegar.

Enlace copiado
Joaquín Rivas Boschma

Joaquín Rivas Boschma

Enlace copiado

Es importante dar respuesta a la interrogante desde la visión de la sociedad civil, empresarial y política, sin faltar la del gobernante en turno, pues la lógica siempre ha dicho que los pueblos construyen sus propios destinos, y, por lo tanto, somos constructores de nuestro rumbo. Definamos cómo queremos vivir y estar en 2020, para de ahí impulsar las acciones necesarias y suficientes que logren mover las voluntades, en particular la política, y hacer realidad nuestra visión presente del próximo año.

Llama la atención cómo en medio del clima imperante de inestabilidad social en Chile, Bolivia y Colombia, países del Cono Sur, y México, resalta Colombia, que vive en paz, prosperidad, crecimiento económico, y que encabeza la lista de los destinos para visitar por turistas de todo el mundo, pero que actualmente está acosado por protestas denunciando la desigualdad social, política y económica. Colombia tiene una historia similar a la de nuestro El Salvador, denominados, hace más de dos décadas, "países de no visitar por muertes provocadas por masacres paramilitares, la guerrilla, escuadrones de la muerte y crímenes callejeros". Colombia ha logrado disminuir la violencia, reconstruir la infraestructura y recuperar la economía y mediante una estrategia de mercadeo es uno de los destinos turísticos que se encuentra en los primeros lugares de las listas de viajes (3 millones de visitantes en 2017).

El Salvador, para comenzar a definir su rumbo hacia el final de 2020, debe iniciar esfuerzos para lograr un cambio de imagen mediante una promoción de lo bueno que tiene: sus playas, montañas, rutas de pueblos turísticos, y los volcanes, ríos y lagos. Este cambio de imagen requiere que la sociedad civil continúe demandando para que la seguridad social retorne, la reducción sustancial de la violencia, el crecimiento del empleo (por encima de cifras del 75 %), el crecimiento de la economía, reducir la brecha de la desigualdad y una estrategia realista de mejora de la convivencia social, pues sin ello no vamos a llegar a ninguna parte. Si se sigue polarizando la ya "fragmentada sociedad", estaremos en un callejón sin salida, en donde por mucho esfuerzo que hagamos poco habrá cambiado.

Debe apuntarse hacia ser impulsores de cambio, de aceptar el hecho que únicamente unidos todos los sectores, seremos capaces de poner el rumbo y caminar hacia un nuevo destino. Atraer turistas de diversas partes del mundo será el mejor testimonial que tendremos como país, para que a través de ellos vengan otros más y hablen de lo bueno que tiene El Salvador.

Debemos proponernos llegar a disponer de mejores condiciones en educación, salud, seguridad, economía, política, medio ambiente y convivencia, y para ello es necesario imaginarnos querer ser un mejor país, recuperando nuestra identidad de ser gente laboriosa, de contar con playas con una de las mejores olas para surfear, de volcanes y otras bellezas exuberantes, de las deliciosas pupusas, de arriesgarnos para hacer obras desafiantes de infraestructura, de la posición geográfica. En nosotros está la capacidad de lograr un mejor 2020.

Tags:

  • reinventar
  • salvadoreños
  • voluntades
  • Colombia
  • cambio de imagen
  • turistas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines