Lo más visto

El Salvador: Retando el sistema educativo

Enlace copiado
Joaquín Rivas Boschma

Joaquín Rivas Boschma

Enlace copiado

En nuestro país la infraestructura escolar data desde hace más de 50 años y el sistema de educación no se adapta a las necesidades actuales de aprendizaje. Se han llevado a cabo una serie de reformas y planes de reformas (desde 1940), mediante los cuales no se ha logrado el impacto deseado en proporcionar a la población con un sistema de enseñanza que sea capaz de preparar a los alumnos, principalmente, en insertarlos en una economía globalizada, en aprender a vivir con valores humanos universales, en conocimiento y tecnología propios de la Industria 4.0. La última reforma (integral) educativa (2009) alcanzó a cubrir los niveles básicos, medio y superior en todo el país, sin ser suficiente el alcance en llevar a la realidad las propuestas.

En la actualidad se hace necesario cambiar el sistema educativo, incluyendo la calidad curricular, formación de profesores en metodologías modernas y técnicas de pedagogía actualizadas y programas de estudios generados desde el perfil esperado del alumno. El enfoque debe ser, de manera enfática, en el aprendizaje, puesto que los estudiantes, de todos los niveles, tienen que vivir, aprender y trabajar en un mundo digital.

Las inversiones más relevantes que el mundo laboral está haciendo, a partir de 2019, se enfocan en la gente, en aumentar las capacidades de los trabajadores. Se tienen que equiparar las competencias, el conocimiento y la tecnología entre las distintas generaciones. Esto requiere de un nuevo aprendizaje que comienza desde el mismo sistema educativo, siendo disruptivos en cuanto a dejar de asociar la enseñanza desde aulas físicas de clase, sustituyéndolas por nuevas metodologías de aprendizaje virtuales, aprendiendo desde el hogar, por ejemplo, para insertarse en un mundo laboral que está experimentando el "trabajo desde casa".

La educación debe incluir un enfoque de innovación dirigido por los alumnos (como en el caso de Finlandia), el desarrollo de nuevas habilidades para mejorar continuamente las capacidades de los alumnos. Es imperativo el integrar en el aprendizaje nueva tecnología de enseñanza, tal como los juegos de simulación y multimedia, o participativa en proyectos compartiendo nuevas herramientas. De igual manera motivar, tanto a los actuales como a los nuevos profesores, a que adopten nuevas habilidades y competencias para enseñar mediante nuevas formas de educar.

El desafío consiste en modelar un sistema educativo capaz de ir cerrando la brecha en el desajuste de habilidades, en preparar a los alumnos para llenar empleos sin cubrir (o inexistentes hoy), en desarrollar personas suficientemente calificadas para trabajar y/o emprender sus propios proyectos, en comprender mejor el uso y adopción/adaptación de tecnología (en particular el avance de la inteligencia artificial), en articular el aprendizaje para enfrentar problemas graves del planeta como el cambio climático y la tecnología energética en favor de la sostenibilidad ambiental, en asumir las nuevas competencias para "subirse" en la velocidad, alcance e impacto del cambio tecnológico y aprovechar los beneficios de la era digital.

Es cuestión de enseñar a los alumnos a aprender a pensar, actuar y prosperar en un mundo digital de una manera sostenible, para que sean tomadores de decisiones; donde educadores, funcionarios de gobierno central y local, y líderes de la sociedad civil y empresarial se unan para crear la próxima generación de personas capaces de enfrentar los retos de un mundo nuevo. El Salvador, mediante su propio enfoque, considerando su demografía, nivel de madurez tecnológica y estructura económica, debe crear su propia solución de mejora. La inversión será elevada pero el costo de no hacerlo será peor.

Tags:

  • economía globalizada
  • sistema educativo
  • inversiones
  • enseñanza

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines