Lo más visto

Más de Opinión

¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

Si a los salvadoreños nos hicieran esta pregunta, quizá la respuesta en su mayoría diría que no. Muchos sociólogos reconocidos coinciden en que los pueblos tienen y se merecen los gobiernos que poseen y, aquí, quizá el punto es que han sido elegidos por el electorado a través de la vía democrática en votaciones libres y directas.
Enlace copiado
¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

¿El Salvador merece el gobierno y los políticos que tenemos?

Enlace copiado
Entonces, dónde radica el problema de no merecer al gobierno y a los políticos que tenemos. La respuesta a esta interrogante podría ser a quienes le dimos nuestro voto de confianza, lógicamente el sufragio lo emitimos al partido o al candidato que mejor articula su comunicación política, es decir, quien lleva el mejor mensaje a los electores; este mensaje puede estar maquinado utilizando, en ocasiones, artimañas de la propaganda política para seducir al electorado.

Sumado a esto, hay un voto duro que tienen los partidos políticos y, ese voto duro en cierta forma, se convierte en un voto caprichoso, donde no importan las promesas de campaña, los planes de gobierno, los candidatos que llevan los partidos políticos, sino que se lo damos al partido por el cual tradicionalmente he votado siempre, o porque representa los ideales políticos, aunque ese partido ya no sustente esos ideales; diría entonces, que este no es un voto racional, porque no se tiene la madurez política para votar por las mejores propuestas que solucionen los grandes problemas de El Salvador, propuestas que beneficien a las grandes mayorías.

Insisto, este voto duro puede ser un voto caprichoso con resentimientos políticos, en el que existe una fuerte dosis de odio hacia mis adversarios políticos, una férrea lucha de clases hacia mis opositores.

Entonces diría que los salvadoreños no hacemos buen uso del voto, más bien, gastamos este derecho cívico de elegir bien a nuestros gobernantes; pero también hay que decir que podríamos estar votando inteligentemente, esto entre comillas. A veces, los salvadoreños votamos por el candidato o por el partido “menos peor” y el hecho es que no tenemos opciones por quién ir a votar.

Es triste decirlo, pero quizá hacia eso vamos para las próximas elecciones de diputados y alcaldes, pues hasta la fecha se visualiza la misma clase política, no vemos propuestas claras de los diferentes partidos políticos para solventar los grandes problemas de nación que ya sabemos cuáles son.

Quiere decir que quizá volveremos a votar de igual forma y creo, sin ser predictivo, que menos población irá a las urnas para las próximas elecciones y que seguiremos igual sin ser pesimista, pero esa es la dura realidad.

No olvidemos los salvadoreños que elegiremos a los gobiernos locales, alcaldes y diputados; estos últimos eligen a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, eligen al presidente y magistrados de la Corte de Cuentas de la República, al fiscal general de la República y otras procuradurías e instancias de segundo grado; aparte de ello, los diputados aprueban leyes y préstamos entre otras cosas que les permite la Constitución de la República.

Entonces, a dónde vamos a parar si no vemos una clase política comprometida, con propuestas audaces y reales para solucionar los problemas de los salvadoreños, como por ejemplo la delincuencia, la falta de empleo, el incremento sustancial de los precios de la canasta básica y la corrupción, entre otras tantas cosas que adolece el país.

Y ahora ¿qué nos queda a los salvadoreños? Hacer pues un voto más razonado, sin importar el tinte político, para merecer los diputados y los gobiernos municipales que nos merecemos todos los salvadoreños.
 

Tags:

  • gobierno
  • politicos
  • voto
  • elecciones
  • diputados

Lee también

Comentarios