El Salvador y su manía de inventar crisis

El país está perdiendo mucho en los últimos días.
Enlace copiado
El Salvador y su manía de inventar crisis

El Salvador y su manía de inventar crisis

Enlace copiado
<p>[email protected]</p><p>La disputa que actualmente ocurre en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no solo está ocasionando más divisiones de las que ya tenemos sino que además está haciendo que diferentes sectores de la sociedad estén gastando sus energías en condenar o defender un proceso que está establecido por ley y que no debería dejar espacios para la confusión.</p><p>Mientras en esa CSJ los mandos medios no saben ni siquiera a quién dirigir la correspondencia, no saben a quién enviarle los escritos, no saben a quién responderle, afuera el país sigue sufriendo por los problemas de siempre. Si no estuviéramos condenando o defendiendo procesos, cuál hubiera sido nuestra reacción por el hallazgo de los cinco cadáveres de jóvenes estudiantes en Santa Tecla. Es un caso similar al de la prometedora deportista Alison, solo que ahora son cinco. No puede ser que perdamos tanto tiempo, irracional tiempo, en debatir sobre los procesos que están planteados en la ley, mientras que afuera todo sigue igual.</p><p>Siguen los homicidios (aunque haya una reducción), siguen los desaparecidos. La gente allá afuera sigue contando los centavos para tomar un bus o para dejar algo de comer en la casa. Hay miles que siguen sin trabajo y hay muchas más pequeñas crisis en el entorno.</p><p>De hecho, nuestros gobernantes deberían estar buscando cómo resolver todo el resto de problemas que nos aquejan, que son bastantes y de todos los colores posibles, y no estar creando nuevos conflictos. Lo de este conflicto con la CSJ es algo que elaboraron ellos, desde el inicio, desde los diputados y sus formas de elegir y negociar. No vale hablar de si hay santos o pecadores, todos tienen un poco de responsabilidad. Y aunque todos son actores de la elucubración de esta crisis, nadie parece querer ser parte de la solución.</p><p>Nosotros podríamos extrapolar lo que pasa en la CSJ con el resto de problemas de país. Falta una sola cosa para resolverlos: voluntad.</p><p>Todo lo que le ha hecho mal a los salvadoreños, por años, ha estado sin resolverse porque los gobiernos prefieren tirar la bola al siguiente que tomar el toro por los cuernos. Y hablo de los problemas estructurales de país, no de los coyunturales.</p><p>Ojalá de una vez por todas encontráramos la forma de dejar de enfrentarnos unos con otros, como ocurría en el tiempo de la guerra. Da tristeza ver cómo seguimos peleando por las mismas cosas y enfrentándonos bajo los mismos argumentos del pasado. Y aquí tenemos responsabilidad todos, FMLN, ARENA, todos los partidos políticos, el presidente, la empresa privada, los diferentes sectores que hemos dejado de hacer las cosas de manera correcta por el bien común, y seguimos haciéndolo a partir del bien individual.</p><p>No puede ser que sigamos haciéndolo todo a partir de lo que solo me conviene a mí y no lo que le conviene al resto. Suena a utopía, pero de otra manera vamos a estar condenados a estos enfrentamientos.</p><p>Como país, ya tenemos suficientes piedras de tropiezo, la falta de un insumo que nos genere riqueza (no hay petróleo, ni servicios ni nada más que vender), sufrimos cualquier cantidad de golpes de la naturaleza que detienen el crecimiento y hasta nos hacen retroceder. ¿Por qué crear algo más que nos haga detener, que frene el avance y la solución de los problemas reales? Ojalá pronto encontremos la solución a la bipolaridad de la CSJ y pasemos a resolver los problemas reales y le demos respuesta a la gente, a la que vota. No se les olvide.</p><p>&nbsp;

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter