Lo más visto

El Síndrome de Burnout

Enlace copiado
Ricardo Sosa / Experto en seguridad y criminología

Ricardo Sosa / Experto en seguridad y criminología

Enlace copiado

La palabra Burnout proviene del inglés "burn out" que se refiere a consumirse o agotarse, el primer caso reportado de desgaste profesional en la literatura fue hecho por Graham Greene en 1961; en 1976 la psicóloga Christina Maslach lo definió como un síndrome tridimensional que se califica con agotamiento emocional, la despersonalización y una baja realización personal, creando en 1982 el "Maslach Burnout Inventory", instrumento más importante para valorar a los profesionales que interactúan con personas en su quehacer laboral.

El Síndrome de Burnout (SB) surge por una exposición muy prolongada a situaciones estresantes, y de mucha presión, entre ellas el laboral y aspectos de familia que siempre se combinan. En el año 2000 el SB fue declarado por la OMS como un factor de riesgo laboral, debido a su capacidad de poder afectar la calidad de vida de los trabajadores, su salud mental e incluso hasta poder llevarlos a límites que les hagan poner en riesgo sus vidas tanto al que lo padece como a los que los rodean, proporcionando un servicio deficiente, absentismo laboral y un bajo rendimiento.

Este síndrome es frecuente en profesionales que trabajan en salud, médicos, enfermeras, trabajadores sociales, fiscales, personal de Medicina legal y ciencias forenses, maestros, bomberos, paramédicos y camilleros, policías, miembros de las Fuerzas Armadas y custodios de centros penales.

Entre las manifestaciones más evidentes y signos de alarma están los cambios frecuentes de estados de ánimo, aislamiento social, ansiedad, estrés, depresión, insomnio, problemas gastrointestinales, dolores de cabeza, abuso de bebidas alcohólicas o estupefacientes, ira, cambios en hábitos de higiene y arreglo personal, pérdidas o ganancias de peso exageradas, dificultad para concentrarse, intentos suicidas, entre otras.

En el contexto actual de inseguridad y crimen que experimenta nuestro país, y atentados contra elementos de la PNC y FAES por parte de las pandillas y crimen organizado dentro de las medidas extraordinarias, y ante los casos de conocimiento público en la PNC y FAES principalmente por abuso de ingesta de bebidas alcohólicas, suicidios, involucramiento en casos de violencia intrafamiliar, abandono de servicio, absentismo, es oportuno considerar la alta posibilidad que elementos de la primera línea de defensa de nuestro país puedan estar padeciendo de este SB, sin descartar que afecte a los profesionales de la FGR, centros penales, IML entre los principales y de mayor exposición a imágenes violentas, amenazas y otros factores de riesgo.

Por lo anterior recomiendo que el Estado salvadoreño pueda brindarle la atención preventiva y de tratamiento a todos estos funcionarios:

• Iniciando con la auto aceptación de los afectados.

• Facilitar la búsqueda de asistencia profesional y no sanciones disciplinarias.

• Programas de salud mental y auto cuido, deportes.

• Revisión de los roles de servicio que favorecen el absentismo de sus hogares y podría estar ocasionando problemas en sus relaciones de pareja.

• Vacaciones anuales.

• Realizar charlas en las sedes donde están asignados.

• Revisión de sus espacios de trabajo asignados y equipo asignado.

• Alianzas con universidades y asociaciones de Psicología y trabajo social para visitas domiciliares y consultas.

• Grupos de auto ayuda para tratar los abusos de alcohol, drogas y pastillas.

• Técnicas de relajación, manejo de estrés, conflictos, enojo e ira, nuevas masculinidades.

• No autorizar portación de arma de fuego.

Tags:

  • burnout
  • Graham Greene
  • calidad de vida
  • inseguridad
  • atención preventiva

Lee también

Comentarios