Lo más visto

Más de Opinión

El XXII encuentro del Foro de Sao Paulo

Mientras se organiza el XXII encuentro del Foro de Sao Paulo y los socialistas latinoamericanos prepárense a proclamar a San Salvador “Capital Latinoamericana del socialismo”, cabe preguntarnos:
Enlace copiado
El XXII encuentro del Foro de Sao Paulo

El XXII encuentro del Foro de Sao Paulo

El XXII encuentro del Foro de Sao Paulo

El XXII encuentro del Foro de Sao Paulo

Enlace copiado
¿Qué es el socialismo latinoamericano, es sistema económico social, es partido político? En Latinoamérica hemos sentido sus efectos, siendo relevantes, la pobreza, la corrupción y la pérdida de libertades. Se desmorona hoy, abrumado por el peso de sus contradicciones.

El socialismo es doctrina que ve normales las diferencias sociales, como contradicciones que mueven a la sociedad; agudizándolas, se creará un dinamismo social mayor que, al hacer crisis (caos social), borrará las contradicciones, creando la igualdad social, pero que nada más, crea una nueva estructura de dirigentes y dirigidos, basada en la creencia de que el socialismo es superior a cualquier otra ideología. Atribúyese su dirigencia, la superioridad intelectual que le justifica la impunidad y el goce de todo lujo que pueda obtener del Estado y del que no goza la gente común. Convierte el socialismo en un espejismo.

Como sistema económico, el socialismo no ha triunfado en ningún país: solo es la capacidad de la dirigencia de controlar los recursos públicos y privados; sin embargo, ese dominio es anulado por sus propias proclamas de solidaridad, ayuda al explotado y venganza contra el capitalismo: Venezuela, Argentina, Brasil, Bolivia y Ecuador son ejemplo: el socialismo derrumba al socialismo.

El Foro de Sao Paulo ha simplificado las relaciones en Latinoamérica, redúcelas a un antagonismo entre el capitalismo y el socialismo: carta de presentación que reduce a un ámbito geopolítico subcontinental, derivado de la Guerra Fría. Hoy aprovecha la debilidad de los países caribeños, para enseñorearse en los foros latinoamericanos, presentando fuerza y cohesión inexistentes, pero basándose en la dependencia del petróleo venezolano. Las diferencias entre capitalismo y socialismo se borran en esta práctica.

No hace el socialismo que el capitalismo desaparezca, pues implicaría su propia destrucción: es el socialismo sanguijuela que se alimenta del capitalismo, sin matarlo; mientras exista, los socialistas prueban la existencia de contradicciones y, la necesidad de constante lucha, manteniendo la necesidad de su dirigencia y esta, sus privilegios.

Fueron su pretexto de lucha la oligarquía y las Fuerzas Armadas latinoamericanas, luego los medios de comunicación, hoy es el sistema judicial. Para probarlo, cito a Raúl Llarul, uno de los delegados del FMLN al XXI Foro de Sao Paulo en México: en época anterior sostuvo, en el Foro “Schafik Hándal y la interpretación de los medios de comunicación en el proceso revolucionario salvadoreño”, “que los medios de comunicación son un arma..., su lucha es controlar la psiquis”, sosteniendo la necesidad de controlar a los medios de comunicación. Llámase hoy, a controlar el sistema judicial latinoamericano.

Ricardo Puentes Melo, en su artículo “El Foro de Sao Paulo, un peligro para la democracia”, publicado el 2/9/2013, refiriéndose al génesis de esta organización dice: “Sabiendo que el Partido Comunista Cubano impulsó la fundación del Foro de Sao Paulo, después de que el comunismo soviético se desintegró, los grupillos y ONG comunistas vieron peligrar su supervivencia financiera.

En 1990 el Partido de los Trabajadores de Brasil hace la Primera Conferencia, y allí participan 40 organizaciones y partidos de 13 países de Iberoamérica y el Caribe. Su fin: discutir cómo revisar la estrategia comunista revolucionaria en medio de la crisis del socialismo en todo el mundo”.

Esto desvirtúa que el socialismo latinoamericano sea verdaderamente un sistema económico social, es un artilugio, en la lucha geopolítica latinoamericana.

Desnaturalízase así al FMLN y a los grupos que conforman el Foro de Sao Paulo: su fin no es partidario, esto es solo un instrumento.

Tags:

  • foro sao paulo
  • socialismo
  • izquierda
  • fmln

Lee también

Comentarios