El acoso escolar

Si hacemos un recuento de nuestra niñez o adolescencia en la escuela, es probable que recordemos algún pasaje en el que tuvimos que soportar, de alguno de nuestros compañeros, agravios y burlas.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>El acoso escolar, también conocido por su término inglés bullying, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada. Los victimarios escogen a quienes hostigar en función de si utilizan lentes, si son gordos o delgados, pequeños o altos, por ser inteligentes o no, por ser el estudiante nuevo o el mal llamado “pollo” o “chonte”.</p><p>A las víctimas en estos casos se les conoce en El Salvador como los “patos”, que soportan el vendaval de agresiones de los hostigadores. “Te agarraron de pato”, les dicen. Como ningún niño o niña tiene por qué soportar agravios de los bravucones de la escuela, como padres de familia debemos ser los primeros en detectar el problema.&nbsp;</p><p>Las autoridades educativas, los padres de familia y la sociedad en general deben atender cualquier caso de violencia, por mínimo que sea, dentro de los centros escolares. En otros países ya han ocurrido suicidios por esta causa. Las víctimas del bullying casi siempre guardan silencio y los espectadores también, lo que provoca que los victimarios se agranden con eso y ejerzan mayor control. Debemos fijarnos más en la problemática.</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter