Lo más visto

Más de Opinión

El agua potable y la horchata

Enlace copiado
Jaime Ramírez Ortega

Jaime Ramírez Ortega

Enlace copiado

Recientemente una buena parte de la población salvadoreña recibió en sus hogares agua potable como si se tratase de horchata o tamarindo, lo cierto es que muchos compatriotas terminaron en el hospital por haber ingerido esa agua que además de ser nauseabunda tenía un mal olor. Todo ello era para decretar por parte del gobierno central una alerta nacional que advirtiera a la población sobre la contaminación del agua, a fin de que no la ingirieran; sin embargo, las autoridades brillaron por su ausencia ante tal problemática, dado que no hubo una advertencia por ningún medio, ni por ninguna institución encargada de la salud pública.

Es evidente que una buena parte de los salvadoreños no tienen los recursos suficientes para adquirir agua embotellada y suplir así uno de los derechos humanos al que debe tener acceso todo ciudadano, como lo es el vital líquido. En consecuencia, era fundamental que el Gobierno informara sobre la contaminación del agua, por respeto a esa población carente de recursos, para que no expusieran su salud y en el peor de los casos su vida, pero al final no fue así, y creo que los gobernantes pueden pasar todo un quinquenio buscando los culpables de la tragedia y dejando a un lado la responsabilidad que les corresponde sobre el asunto.

Ahora lo que no es válido es que algunos funcionarios pertenecientes a los partidos ARENA y el FMLN se den golpes de pecho, sobre la contaminación del agua, queriendo incluso interpelar al mismo presidente para que dé explicaciones sobre la contaminación, cuando fueron ellos los que gobernaron treinta años y pudieron haber mejorado y modernizado el sistema hídrico de El Salvador, pero contrario ello se despilfarraron millones de dólares que solo ellos y Dios sabe dónde fueron a parar. Lo cierto es que el sistema hídrico no pasó de ser obsoleto y sin mantenimiento preventivo ni correctivo.

Está claro que hubo negligencia de parte de las autoridades de ANDA, sobre la contaminación del agua, y también es cierto que, bajo otro contexto político, se tenía que destituir al funcionario que dirige la autónoma, pero no es menos cierto que todos los ciudadanos somos culpables de la gran contaminación existente, unos en mayor responsabilidad que otros, dado que no nos importa tirar la basura en cualquier lugar, y si vamos de visita al mar, comemos y no nos importa dejar los promontorios de basura cerca.

De manera que la basura que producimos, como envoltorios, botellas plásticas, y todos aquellos que se derivan de los restos fósiles, requerirán 1,000 años para poderse desintegrar, toda esta basura termina en los mantos acuíferos y el mar, por lo tanto, es urgente que logremos desarrollar una cultura de reciclaje y limpieza, lo cual veo un poco lejos, porque muchos padres de familia no están dando el ejemplo, es triste ver cómo lanzan basura de los vehículos o del transporte colectivo, frente a sus hijos, por ello pienso que es urgente que se incluya en el currículum educativo el tema del reciclaje y el cuidado del medio ambiente.

Año con año se vuelve más hostil el calentamiento global y el efecto invernadero daña irreversiblemente los cultivos y la vida silvestre por las lluvias ácidas, de manera que el cuidado del medio ambiente no es un tema de un partido político o una ideología, es un problema de todos los ciudadanos de bien que deseen dejar un mejor planeta a sus hijos.

Tags:

  • agua
  • contaminación
  • basura
  • medio ambiente
  • ANDA

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines